Hay pocas cosas en la vida que pueden paralizarte y dejarte perder desde momentos hermosos hasta grandes oportunidades de crecimiento en todas las áreas, y una de ellas, quizá la peor de todas es el miedo.

Hay pocas cosas en la vida que pueden paralizarte y dejarte perder desde momentos hermosos hasta grandes oportunidades de crecimiento en todas las áreas, y una de ellas, quizá la peor de todas es el miedo.

El miedo es un sentimiento humano, sin embargo es peligroso que dejes que éste se apodere de ti. Ya sea miedo a no lograr algo, al qué dirán, a hacer el ridículo, a la oscuridad, a la soledad, a perder tu empleo, a la enfermedad… sin importar qué es lo que genera tu miedo, ten el valor de amarte tanto que jamás permitas que la opinión de otros logre afectar tu vida, tus pensamientos, sentimientos o emociones.

Y es que el miedo realmente te hace dudar, te frena y te lleva a creer que no eres capaz de tomar acción para enfrentarlo y salir adelante en cualquiera que sea la situación.

Es en este punto en el que tu coraje es el único capaz de liberarte. Sí tu coraje para enfrentar el miedo. Y es que existe la equivocada idea de que ser valiente es no tener miedo, pero en realidad ser valiente significa que a pesar de tener miedo, eres capaz de enfrentarlo y superarlo.

¿Pero cómo hacer para lograrlo?

  1. No permitas que tu mente acepte pensamientos de derrota. En vez de eso ten pensamientos positivos y visualízate venciendo todo obstáculo.
  2. Cree en ti tanto, que nada te haga dudar de lo que eres capaz de hacer.
  3. No te enfoques en el sentimiento de temor, sino más bien, pon toda tu atención en la solución a aquello que te hace sentir miedo, o en como te sentirás en el momento en el que logres superar esta situación.
  4. Cuida tu estado de ánimo. Repite en tu mente una y otra vez “No tengo miedo, soy fuerte, yo puedo”, canta, trae a tu mente recuerdos en los que has logrado lo que te propones y sonríe.
  5. Ten fe. Independientemente de la religión,  la palabra nos dice: “No tengas miedo ni te desanimes, por que yo Tu Dios estaré contigo donde quiera que vayas.” Y es que, tu fortaleza y esperanza de superar los miedos vienen de la fe, de esa fuerza superior que te guía, que te cuida, que te protege y que vive dentro de ti.

Te invito a que no le tengas miedo al miedo, que no es más que una trampa de tu mente para evitar que logres tu propósito y objetivos en la vida, esos con lo que aportas al camino de la luz, de tu crecimiento y realización.

Dejarte invadir por el miedo es ceder tu poder, por lo que es importante que no olvides que necesitas ser la conciencia detrás de tus pensamientos y recuerda que tú tienes el control de estos, así que cambia de canal e inclínate siempre a tener pensamientos más positivos, que te confirmen la gran capacidad que tienes de enfrentar y superar los problemas y los miedos.

No permitas que el miedo viva contigo, porque puede quitártelo todo. Sentir miedo, puede no ser tu culpa, pero enfrentarlo es tu responsabilidad. Ser valiente no habla de tu falta de miedo, sino del coraje con el que lo enfrentas. Si se puede, tú puedes, así que no le tengas miedo al miedo. Es momento de ser valientes y vencer.

 

¿Mi hijo es un Buleador?

¿Mi hijo es un Buleador? Por: Alicia Rabago La mayoría de los padres nos preocupamos porque nuestros hijos no reciban bullying pero pocos pensamos que los nuestros podrían ser los que lo cometen, al igual que hay aspectos para detectar si se está recibiendo bullying...

Las cerezas, la fruta más deseada del verano

Las cerezas, la fruta más deseada del verano Por: Aurora Vargas Con la llegada del verano se acercan las vacaciones, uno de los sabores que conquistan nuestro paladar en esta época son las cerezas por su rico y exquisito sabor. Con la llegada del verano se...

Los menores y los dispositivos electrónicos

Los menores y los dispositivos electrónicos Por:  Natlley S. Mendoza López Ser conscientes de las consecuencias que tienen los diversos dispositivos electrónicos en el desarrollo cognitivo y social de los menores es de suma importancia para protegerlos. ...

¡Con el alcohol, La edad SÍ importa!

¡Con el alcohol, La edad SÍ importa! Sin duda hablar con madres de familia te da una perspectiva diferente, quizá la mayoría tiene las mismas preocupaciones pero eso si, también cada una tiene su manera muy particular de ver las cosas. Sin duda hablar con...

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *