Se asertivo con quien amas

Por: Caanly Hernández Galán

Es normal enojarte o frustrarte con la persona que amas ya sea tu pareja, un amigo, tus hijos o tus padres y es normal porque estás vivo y por definición la vida no es estática, sino que es cambio y movimiento, tranquilidad y tormenta, es cíclica y tiene un orden, y el propósito de las emociones es llevarte al movimiento. Por lo tanto el hecho de enojarte no significa que los dejes de amar sino sólo que es una oportunidad que te favorece el cambio hacia algo mejor, tales como algún límite que debas poner o una necesidad que debas aprender a satisfacer mejor para poder compartir tu tiempo y tu bienestar con quienes amas.

Es normal enojarte o frustrarte con la persona que amas ya sea tu pareja, un amigo, tus hijos o tus padres y es normal porque estás vivo y por definición la vida no es estática, sino que es cambio y movimiento, tranquilidad y tormenta, es cíclica y tiene un orden, y el propósito de las emociones es llevarte al movimiento. Por lo tanto el hecho de enojarte no significa que los dejes de amar sino sólo que es una oportunidad que te favorece el cambio hacia algo mejor, tales como algún límite que debas poner o una necesidad que debas aprender a satisfacer mejor para poder compartir tu tiempo y tu bienestar con quienes amas.

Así mismo ya hemos hablado acerca de que es posible que aprendas a entender y leer tus emociones, mismas que son parte fundamental de la relación contigo mismo y con los demás, no te puedes librar de ellas y tampoco conviene que lo hagas, sino tan sólo que aprendas a manejarlas.

Así como todo en la vida es un proceso en el que naces, creces, te desarrollas, llegas a un clímax y te transformas, lo mismo sucede con las relaciones. Las relaciones evolucionan al paso del tiempo y se transforman en lo que deban ser para favorecer la libertad y el equilibrio de las personas, al menos eso podría ser en teoría, la realidad es que lo que sucede a menudo es que reprimes tus emociones por temor, culpa o vergüenza, tanto que hacen erupción por medio de una discusión desproporcionada, a través de una enfermedad o a través de bloqueos de múltiples formas, lo cual deviene en una relación poco satisfactoria o incluso destructiva; pero eso no quiere decir que no tengas la capacidad de aprender a tomar mejores decisiones y vivir mejor.

A propósito de tu proceso biológico de crecimiento en el que no sólo tu cuerpo sino tus necesidades, tus experiencias y tu mentalidad evolucionan y se transforman, así también sucede con tus relaciones que pasan por el mismo proceso el cual hay que conocer y al que hay que adaptarse siempre y cuando eso no te represente un obstáculo a tu propio proceso.

Para atender estos cambios es necesario que aprendas a conocerte, a comprender tus emociones y a expresarlas adecuadamente. Por último, comprende que aunque nadie es perfecto, el resultado de la práctica de este ejercicio siempre es una relación sana y equilibrada contigo mismo y con las personas que más amas.

La ciencia lo dice: Llorar te ayuda a bajar de peso

La ciencia lo dice: Llorar te ayuda a bajar de peso De acuerdo a datos del St. Paul-Ramsey Medical Center el llanto es bueno para salud, pues en especial si quieres quitarte unos kilos de más; pero tampoco se trata de pasártela llorando todo el día; ya que eso tampoco...

Marc Anthony seduce con su voz a miles de personas

La música y la tecnología Al filo de las 21:00 horas Marc Anthony apareció con lentes oscuros, jeans, playera blanca y saco negro, para abrir su actuación con el éxito ‘Valió la pena’, que de inmediato puso a bailar y cantar a sus seguidores. Al filo de...

Trabajar 3 días a la semana mejora tu rendimiento laboral: Estudio

Trabajar 3 días a la semana mejora tu rendimiento laboral: Estudio De acuerdo a un nuevo estudio publicado por  el Instituto de Melbourne concluyeron que las personas activas mayores de 40 años tendrían un mejor desempeño si su jornada laboral fuera de 3 días de los 5...

¿Y la Conciencia?

¿Y la Conciencia? Por: Alicia Rábago Tanta violencia, tan poco respeto por la vida, tan poco respeto por las opiniones, tanta indiferencia ante el sufrimiento o quizá tanta costumbre que creo que hemos o mal acostumbrado a nuestra conciencia o quizá ya ni siquiera les...

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *