Salud, cambio de mentalidad y creencias limitantes

Tu condición de vida llámese salud, relaciones, situación económica, laboral y profesional está basada en los pensamientos y creencias que están detrás de cada uno de esos temas; el problema es que crees que eres ajeno a ello y que no tienes ningún poder para cambiar lo que te sucede, pero sí lo tienes.

Tu condición de vida llámese salud, relaciones, situación económica, laboral y profesional está basada en los pensamientos y creencias que están detrás de cada uno de esos temas; el problema es que crees que eres ajeno a ello y que no tienes ningún poder para cambiar lo que te sucede, pero sí lo tienes.

¿Qué son las creencias limitantes?

Muy sencillo, son aquellas creencias que limitan tu salud y bienestar, tu felicidad y tu libertad.  Las creencias nos ayudan a tomar decisiones y a tener una perspectiva ante las cosas que te pasan. Tu sistema de creencias condiciona tu vida, estás sujeto a lo que tu mente te dicta en lugar de que sea al revés, en lugar de utilizar a tu mente como una herramienta para crear la utilizas para percibir e interpretar como si no tuvieras la capacidad de transformarla.  Dedicas mucho tiempo en querer o soñar con cambiar al mundo en lugar de cambiar de mentalidad para interpretar el mundo de una manera diferente.

Una creencia limitante te bloquea, te duele y hace entrar en conflicto. Los apegos y patrones repetitivos están basados en creencias limitantes.  Cuando cambias de creencias, te sanas y hace que todo fluya mejor.

De manera muy sencilla el éxito en lo que emprendes sea lo que sea está basado en la idea de que puedes y es posible; en cambio el fracaso se basa en pensamientos que engendran duda, culpa, temor o inseguridad; valdría mucho la pena que te dieras un tiempo para reflexionar sobre esto en silencio y a solas.  Como bien leíste, no importa lo que emprendas, no importa si es ético, moralmente adecuado o si sobrepasa los límites de alguien más; puede incluso ser injusto pero sin duda alguien que cree que se puede, logra aquello en lo que propone.  Ejemplos los conocemos todos. Dicho de otra manera quien piensa que puede lo logra, y quien piensa que es complicado, difícil o imposible le costará más trabajo o bien no tendrá el éxito que espera porque desde un inicio está dudando no sólo de su capacidad sino de que sea posible.

Pero existe algo todavía más interesante. Un Curso de Milagros llamaría a esto el poder de la mente y la voluntad que todos tenemos que aunque estés equivocado ese poder es grande. Si una persona está convencida de algo toda su vida girará en torno a ello sin importar desde dónde lo haga; esto nos obliga a profundizar aún más para descubrir que existen dos maneras de utilizar nuestra mente, una es a través del amor y otra a través del ego, dice Un curso de Milagros que «las ideas no abandonan su fuente», así que todo lo que haces desde el ego se fabrica con sus mismas características, en este sentido el ego es dual, imperfecto y perecedero; en cambio si lo haces/piensas desde el amor lo crearás universal, perfecto y eterno.

Una mente sana es aquella cuya convicción está totalmente (o al menos cada vez más) libre de miedos, dudas e inseguridades y el ego fabrica todas estas ideas que hacen que nuestra mente enferme.  Dicho de otra manera, tu salud (física, emocional y mental) se encuentra después de un cambio de mentalidad en el que te deshagas de tus creencias limitantes, es decir de tu ego.

Para ponerlo más claro existen dos clases de creencias/ideas, una de ellas sería:

1. Eres un cuerpo y no espíritu.

2. Eres espíritu y no un cuerpo.

¿Cuál crees que es la creencia limitante? ¿Qué creencia crees que te haría sentir duda, inseguridad y miedo? y ¿Qué creencia crees que le devolvería la salud a tu mente y te haría sentir liberado, abundante y feliz?

Ahora prueba con este par de ideas:

1. Eres un ser dual separado de Dios que debido a su imperfección debe aprender a cuidarse y protegerse del exterior.

2. Eres una idea de Dios que no ha abandonado su fuente y por lo tanto eres completamente amado y estás completamente a salvo.

Las ideas número 1 están basadas en el ego/miedo, las ideas número 2 están basadas en el amor.

Cierra los ojos y respira con cada una de estas ideas en tu mente ¿Cuál resuena más en tu corazón? ¿Qué crees que pasaría si hicieras este ejercicio con cada pensamiento que cruzase por tu mente y te detuvieras a examinarlo de esta manera? Piensa en lo que crees acerca del rol que tienes como persona que tiene un género, cierta edad, profesión, apariencia; piensa en lo que crees acerca de ti y tus circunstancias actuales; si eso te da paz, alegría y te sientes liberado entonces resuena con tu Espíritu, sigue adelante, de lo contrario considera la opción de deshacerte de ellas.

7 consejos para que los pequeños lean un libro

7 consejos para que los pequeños lean un libro Ahora que los niños ya regresaron a la escuela y que poco a poco retomaron la rutina del día al día; es buen momento para enseñarles a cultivar el hábito de la lectura. Aquí te damos unos consejos para que los pongas en...

¿Por qué y cómo ayuda aprender a relajarnos en familia?

¿Por qué y cómo ayuda aprender a relajarnos en familia? Por: Caanly Hernández Galán De manera general, la relajación es un estado de comodidad física y psicológica que se obtiene por medio de diversas técnicas y posturas corporales, es la antesala de la meditación. Se...

5 puntos para reflexionar antes de regalar una mascota

5 puntos para reflexionar antes de regalar una mascota No es de extrañarse que algunas estén pensando en adquirir un perro o un gato, ya sea para tener un nuevo compañero de vida o, en la mayoría de los casos, porque los más pequeños del hogar desean con ilusión una...

¡¡Cómo darle fin a una relación tormentosa!!

¡¡Cómo darle fin a una relación tormentosa!! Por: Juan de Dios Mendy Todos hemos tenido en algún momento de nuestra vida alguna experiencia que podríamos llamar “RELACIONES TORMENTOSAS” y si aún no te toca el privilegio, esto te servirá para desarrollar un olfato y...

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *