¿Qué relación hay entre el metabolismo y las horas de sueño?

Por: Sergio Miranda

La frase “el día debería tener 36 horas” nos es muy familiar. En nuestra cultura del 24/7, a menudo sacrificamos el sueño para poder hacer más cosas en la casa o en la oficina.

La frase “el día debería tener 36 horas” nos es muy familiar. En nuestra cultura del 24/7, a menudo sacrificamos el sueño para poder hacer más cosas en la casa o en la oficina.

Sin embargo, es bien estudiado que el sueño, la nutrición y la actividad física desempeñan un papel esencial en el crecimiento, desarrollo, maduración y estado de salud de los niños, adolescentes y adultos.

Un buen descanso ayuda a controlar el ritmo diurno de las hormonas relacionadas con la homeostasis energética y, por lo tanto, promueve que tengamos un metabolismo correcto para mejorar nuestra calidad de vida.

La evidencia reciente de estudios epidemiológicos indica que la prevalencia e incremento de casos de obesidad está relacionada con la disminución de la duración del sueño, tanto en niños como en adultos.

La corta duración del sueño puede ser un factor de riesgo para el desarrollo de obesidad, diabetes y enfermedades cardiovasculares

Hoy en día, se han sugerido posibles mecanismos para el vínculo entre la duración del sueño y la obesidad:

  • Una posibilidad es que la corta duración del sueño y la obesidad puedan propiciar el aumento del apetito, es decir, la restricción del sueño desempeña un papel en la reducción de la actividad oxigénica en el área hipotalámica cerebral y la inhibición de la actividad hipotalámica que modula la regulación del apetito, provocando así, un aumento del hambre.
  • Otro mecanismo está relacionado con las alteraciones hormonales, entre ellas, la mayor liberación de hormona de crecimiento (GH) y ghrelina durante el día, y la mayor liberación de cortisol por la noche. Estos cambios hormonales pueden contribuir a la desregulación energética que conduce al aumento de peso y la obesidad.

De esta forma, los antojos de alimentos cambian con la falta de sueño. Cuando no se duerme bien y el cortisol está alto, el cerebro quiere calmarse y lo hace liberando serotonina, aumentando la necesidad de comer alimentos ricos en grasas y carbohidratos.

La duración adecuada y saludable del sueño tiende a disminuir con la edad. Durante la infancia y la adolescencia, se debería descansar entre 8 y 10 horas al día. Para los adultos, lo recomendable es dormir entre 6 y 8 horas al día.

Todos debemos mejorar los hábitos de higiene del sueño para obtener un mejor descanso. Un sueño verdaderamente reparador ayudará a restablecer cualquier daño metabólico y dará como resultado una mejor composición corporal y una buena calidad de vida.

 

Fibrosis Pulmonar Idiopática ¿Conocela?

Fibrosis Pulmonar Idiopática ¿Conocela? La Fibrosis Pulmonar Idiopática (FPI) es una enfermedad pulmonar crónica, progresiva, incapacitante e incurable, caracterizada por un proceso anormal y desconocido que causa cicatrización permanente en los pulmones, lo que...

Si no estoy loco, ¿Estaré Enfermo?

Si no estoy loco, ¿Estaré Enfermo? Por: Antonieta Sea La salud incluye aspectos físicos y mentales, sin embargo, cuando se presentan malestares mentales no les damos la misma importancia, incluso, más de la mitad de la población piensa que las enfermedades mentales no...

El Cáncer de Mama con información no es sinónimo de muerte

El Cáncer de Mama con información no es sinónimo de muerte Por: Aurora Vargas Según datos de la Organización Mundial de la Salud el Cáncer de Mama es la primera causa de muerte por tumores malignos en las mujeres mayores de 45 años y se sabe que 1 de cada 8 mujeres en...

La Meningitis Meningocócisa, un mal con consecuencias muy graves

La Meningitis Meningocócisa, un mal con consecuencias muy graves Por: Aurora Vargas Desde hace mucho tiempo la música ha estado ligada a la tecnología, incluso antes de la electrónica y la electricidad, ya había dependido de la tecnología para su difusión, su...

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *