Qué es y qué no es el amor incondicional

Por: Caanly Hernández Galán

 

El amor no es algo que se pueda definir de manera universal puesto que cada uno tiene su propia definición de amor de acuerdo a su experiencia y a la realidad más profunda que conozca.

El amor no es algo que se pueda definir de manera universal puesto que cada uno tiene su propia definición de amor de acuerdo a su experiencia y a la realidad más profunda que conozca.

En lo particular entiendo al amor de una manera muy simple: como una ausencia de miedo, que es una forma de definir algo subrayando lo que no es quizás porque es más conocido o más universal su experiencia.

El amor incondicional por lo tanto no es regalarle tu presencia, tu tiempo y tu atención a alguien al margen de todo lo que decida dejándote de lado a ti; sino que sin importar que sus decisiones y su perspectiva no sean afines a las tuyas o te favorezcan, tu sentimiento permanezca intacto.

Una expresión de ausencia de miedo por mínima que sea es una expresión total de amor, puedes juzgar su forma y perder de vista el fondo, pero si abres tu corazón sabrás que la forma es lo de menos. Es así como el respeto, el reconocimiento, la escucha, la empatía, la comprensión, la caridad incluso el silencio puede ser una expresión de amor y obedece a algo más allá del rol que representes para la vida una persona.

Lo incondicional no radica en sujetarte al otro sacrificando tus propios intereses tales como tu libertad, tu integridad, tu felicidad, tu paz, entre otros, sino tomar la decisión consciente de sacrificar a tu egoísmo y apego que son variables del miedo, al margen de alguna retribución. Decidir de esta manera ratifica la idea de que no son a las personas «buenas» a quienes les va, bien sino a quienes saben que se lo merecen y en esa integridad buscan el mismo bienestar y equilibrio en quienes les rodean.

En resumen, para amar incondicionalmente debes hacer a un lado el miedo porque eso librará cualquier obstáculo que te impida ver con claridad y tomar decisiones más amorosas cuyos resultados siempre son equilibrados.

Los berrinches, parte de la vida cotidiana

Los berrinches, parte de la vida cotidiana Por: Edith Diez Los Berrinches son parte de la vida de lo niños y de los papás, desde que el bebé nace su forma natural de comunicación es el llanto, pero no falta que la abuelita te dice, ese niño se está volviendo muy...

Diferenciación entre la vida corporal y la vida espiritual

Diferenciación entre la vida corporal y la vida espiritual Por Joseth Angulo A veces es posible caer en la tentación de pensar que la vida espiritual conlleva una distancia con la vida en el mundo y todo lo que en ella tenga que ver. A veces es posible...

5 tips para cuidar a tus perros en invierno

5 tips para cuidar a tus perros en invierno El invierno comenzará de manera formal el 21 de diciembre, pero se pronostica que desde antes la temperatura descenderá de manera importante. Así como los humanos nos preparamos para esta fecha sacando los abrigos guardados...

A veces un No enseña más que un si!!!

A veces un No enseña más que un si!!! Por: Alicia Rábago Tendríamos que empezar por comprender que los seres humanos siempre tenemos necesidades y que cuando logramos cubrir una siempre aparece una nueva, pero es indispensable que también aprendamos a cubrir estas...

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *