Obesidad, un problema de Salud

Por: Juan R. Hernández

“Una persona llenita y chapeadita, no quiere decir que sea sana y más aún si tiene sobrepeso producto de la ingesta de refrescos, gaseosas y comida rápida; y si a esto le agregamos sedentarismo, tabaquismo e ingesta de alcohol, estrés y los contaminantes ambientales, estamos ante un caso de un paciente en transición a una enfermedad crónico degenerativa como la diabetes”, afirmó el doctor Alejandro Bonfil Valle, Médico con Diplomado en Medicina Biológica por la Universidad Autónoma Metropolitana.

“Una persona llenita y chapeadita, no quiere decir que sea sana y más aún si tiene sobrepeso producto de la ingesta de refrescos, gaseosas y comida rápida; y si a esto le agregamos sedentarismo, tabaquismo e ingesta de alcohol, estrés y los contaminantes ambientales, estamos ante un caso de un paciente en transición a una enfermedad crónico degenerativa como la diabetes”, afirmó el doctor Alejandro Bonfil Valle, Médico con Diplomado en Medicina Biológica por la Universidad Autónoma Metropolitana.

México, dijo, es primer lugar mundial en obesidad infantil ya que 4 de cada 10 niños tienen sobrepeso y cada año se diagnostican 4 mil nuevos casos de niños con diabetes mellitus. “El consumo de refrescos desde la niñez hasta los adultos mayores, aunado a las dietas hipergrasas, hipercalóricas e hiperproteícas con conservadores químicos y saborizantes, son el origen del problema de la pandemia de obesidad en México y a nivel mundial”, explicó el especialista en Trofología del Instituto Nacional de Trofología.

Los elevados niveles de azúcar en sangre que se generan al consumir un refresco, podrían provocar vómito como medida de protección, pero el ácido fosfórico de la bebida inhibe el estímulo del vómito, y posteriormente, para evitar la acidez en el cuerpo, se activan procesos metabólicos que transforman el azúcar en grasa.

“Los refrescos, agregó, contienen una dosis tóxica de azúcar en forma de jarabe de maíz de alta fructuosa, que representa casi 3 veces el consumo diario máximo de azúcar recomendado por la Asociación Americana del Corazón. La fructuosa se procesa en el hígado, a diferencia de otros azúcares, y la mayor parte se transforma en grasa, siendo el principal culpable de la obesidad mundial”, agregó.

El Dr. Alejandro Bonfil Valle dijo que “si queremos atacar la pandemia de obesidad, el reto es lo  que vamos a hacer cada uno de nosotros, independientemente de lo que las autoridades de salud vayan a implementar sobre este problema”.

La pregunta clave es que “si nuestro país no cuenta con los recursos para mantener una campaña eficiente de concientización, ¿qué vas a hacer tú que tienes sobrepeso u obesidad? Si en la respuesta que tú des a ésta pregunta no está la concientización del problema y el cambio de hábitos, desgraciadamente vas a contribuir para que las estadísticas sigan subiendo en nuestro país y en el mundo, en detrimento de tu salud y de tu economía”, finalizó.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

¿Qué tanto sabes de los probióticos?

¿Qué tanto sabes de los probióticos? Por: Pablo Marañón El ecosistema intestinal está formado por una compleja variedad de microorganismos que están íntimamente relacionados con la salud humana. El ecosistema intestinal está formado por una compleja...

Protege a tus hijos de las quemaduras en diciembre

Protege a tus hijos de las quemaduras en diciembre Por: Juan R. Herrnández Durante la temporada navideña los accidentes relacionados con quemaduras aumentan 40 por ciento, sobre todo por adornos navideños en mal estado, juegos pirotécnicos, aparatos eléctricos o uso...

Mantente sano: Come bien

Mantente sano: Come bien La obesidad y el sobrepeso es un problema muy recurrente entre los mexicanos y al cual no distingue clases, ni edades, ni sexo y de igual forma afecta a distintas clases sociales. La obesidad y el sobrepeso es un problema muy...

¿Qué son las resistencias a los antibióticos?

¿Qué son las resistencias a los antibióticos?  Es sabido por el mundo que los antibióticos son medicamentos que combaten las infecciones bacterianas y por lo tanto, ayudan a salvar vidas; pero cuando no se toman de manera adecuada puede provocar resistencia y ya no se...

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *