Mitos y Realidades de la Diabetes

Cuando nos referimos acerca de la Diabetes siempre pensamos que nos da la enfermedad porque tuvimos un susto o por que ya nos tocaba. Te presentamos mitos y realidades de está enfermedad.

Cuando nos referimos acerca de la Diabetes siempre pensamos que nos da la enfermedad porque tuvimos un susto o por que ya nos tocaba. Te presentamos mitos y realidades de está enfermedad.

Mito: La diabetes no es una enfermedad grave.

Realidad: La diabetes causa más muertes al año que el cáncer de seno y el VIH juntos. Tan solo en 2017, México reportó a 105, 574 personas fallecidas por este padecimiento. 2 de 3 personas con diabetes mueren por una enfermedad cardiaca o derrame cerebral.

Mito: Después de medicarse, el paciente no necesita el automonitoreo.

Realidad: El paciente debe supervisar sus niveles de glucosa en la sangre diariamente, de esta manera conocerá si se encuentra descontrolado. Tener a la mano uno de  uno los mejores glucómetros que puedan brindarte un ahorro extra en tiras reactivas y que te briden una segunda oportunidad de muestra, son excelentes aliados para el control de la diabetes.

Mito: Las personas obesas o con sobrepeso van a tener diabetes tipo 2.

Realidad: El sobrepeso es un factor de riesgo para tener esta enfermedad, así como los antecedentes familiares, raza y edad. La prevalencia combinada de sobrepeso y obesidad en la población en edad escolar es de 33.2% en adolescentes de 36.3%, en los  jóvenes de 22.4%, y  en adultos es de 76.6%.

Mito: Comer demasiados dulces causa diabetes.

Realidad: La causa de la diabetes  tipo 1 son factores genéticos y desconocidos que desencadenan el inicio de la enfermedad;  en la diabetes de tipo 2 los   factores son genéticos y de estilo de vida. El sobrepeso aumenta el riesgo de tener diabetes por una dieta rica en calorías que produce un aumento de peso. La Asociación Americana de la Diabetes recomienda que las personas limiten su consumo de bebidas azucaradas para ayudar a prevenir la diabetes. Entre las bebidas azucaradas están: las bebidas gaseosas, el ponche de frutas, los jugos de fruta, las bebidas energéticas, las bebidas deportivas y el té dulce.

Mito: La gente con diabetes debe comer alimentos especiales para diabéticos.

Realidad: Un plan saludable de alimentación para personas con diabetes generalmente es igual al de cualquier persona: bajo en grasa (especialmente grasas saturadas y trans), consumo moderado de sal y azúcar, alimentos con granos integrales, vegetales y fruta. La comida para diabéticos y “dietética” en general no ofrece ningún beneficio especial.

Mito: Las personas con diabetes no pueden comer dulces ni chocolate.

Realidad: Las personas con diabetes pueden comer dulces y postres si los consumen como parte de un plan de alimentación saludable y en combinación con ejercicio. Estos alimentos no están prohibidos para las personas con o sin diabetes. La clave es comer una porción muy pequeña de dulces, las comidas deben estar enfocadas en alimentos más saludables.

Mito: La diabetes es contagiosa.

Realidad: Si bien no sabemos exactamente por qué la gente tiene diabetes, sí sabemos que no es contagiosa. No se contagia como un resfriado o gripe.

Mito: Si tienes diabetes de tipo 2 y tu médico te dice que necesita empezar a usar insulina, eso significa que no estás cuidándote correctamente.

Realidad: Para la mayoría de personas, la diabetes tipo 2 es una enfermedad progresiva. Apenas reciben el diagnóstico, muchas personas con diabetes tipo 2 pueden mantener la glucosa en sangre en un nivel saludable sin medicamentos. Pero con el tiempo, el cuerpo gradualmente produce menos insulina. El uso de insulina para mantener la glucosa en sangre a un nivel saludable es positivo, no negativo.

Mito: La fruta es un alimento saludable. Por lo tanto, está bien comer todo lo que se te antoje.

Realidad: La fruta es un alimento saludable, ya que contiene fibra, vitaminas y minerales. Sin embargo, las frutas contienen carbohidratos que se deben contar dentro del plan de comidas, por lo que es recomendable consultar con tu especialista sobre la cantidad, frecuencia y tipos de frutas que debe comer.

Mito: La diabetes solo afecta a personas con edad avanzada.

Realidad: La diabetes es un desorden del metabolismo que convierte el alimento que se ingiere en energía donde la insulina es un factor determinante. Existen dos tipos de diabetes: la tipo 1, que afecta, principalmente, a niños y jóvenes; y la tipo 2, cuando el cuerpo produce insulina pero no la suficiente o no puede aprovecharla adecuadamente y  tiene una prevalencia mayor, presentándose en  el 90% de los casos, a partir de los 40 años.

Mito: La diabetes solo afecta a los países ricos.

Realidad: Actualmente, esta patología constituye un problema de salud pública en todo el mundo. Sin embargo, su incidencia es mayor en los países desarrollados debido al sedentarismo y a los malos hábitos en el estilo de vida, así como a una inversión pública mucho más reducida en medidas de salud y de prevención.

Una bomba de tiempo: Enfermedades Cardiovasculares

Una bomba de tiempo: Enfermedades Cardiovasculares Por: Aurora Vargas Juan Carlos, hombre de 75 años, jubilado, con sobrepeso, carismático. Acaba de sufrir uno de los episodios más difíciles de su vida. Sufrió un infarto y no lo sabe…. Han pasado 1 mes desde que tuvo...

El chocolate: ¡una deliciosa mezcla de beneficios y placer!

El chocolate: ¡una deliciosa mezcla de beneficios y placer! ¿Te has preguntado qué hace tan especial al chocolate?... Su inigualable sabor y versatilidad, lo han convertido en ese delicioso gusto del que podemos disfrutar en diversas presentaciones. Sin embargo, el...

Las bacterias nos vuelven resistentes a los antibióticos

Las bacterias nos vuelven resistentes a los antibióticos De seguir con la tendencia actual, para el año 2050 más personas morirán debido a las bacterias, que por enfermedades crónico degenerativas, como el cáncer, la diabetes o el VIH”, advirtió la doctora Norma...

¡Cuídate de los rayos UV!

¡Cuídate de los rayos UV! Por: Aurora Vargas Con la llegada de la primavera llegan los días de sol y calor, por los cual debemos preparar nuestra piel para evitar que nuestra piel vaya perdiendo elasticidad, firmeza y dureza con el paso de los años. Con la...

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *