Miedo a ser tú

Por: Caanly Hernández Galán

 

En un principio pensaba en escribir acerca de por qué las personas no nos atrevemos a decir que no o a decir que sí; pero después reflexioné sobre lo que esto implica y cambié ligeramente de idea.  Aceptamos o rechazamos por temor a diversas cosas como «el qué dirán», que implica en sí mismo un rechazo, una vergüenza o culpa lo cual evitamos a toda costa porque somos esencialmente seres sociales y por biología no queremos aislarnos al menos no por completo.  Es decir, a través de tus relaciones te sientes seguro, amado, valorado y en función de ellas es que reconoces tu valía y la de los otros.  Socialmente valoramos cosas como el respeto entre las amistades y familiares, las relaciones de pareja duraderas y estables, el reconocimiento, el éxito y el liderazgo laboral y escolar.

En un principio pensaba en escribir acerca de por qué las personas no nos atrevemos a decir que no o a decir que sí; pero después reflexioné sobre lo que esto implica y cambié ligeramente de idea.  Aceptamos o rechazamos por temor a diversas cosas como «el qué dirán», que implica en sí mismo un rechazo, una vergüenza o culpa lo cual evitamos a toda costa porque somos esencialmente seres sociales y por biología no queremos aislarnos al menos no por completo.  Es decir, a través de tus relaciones te sientes seguro, amado, valorado y en función de ellas es que reconoces tu valía y la de los otros.  Socialmente valoramos cosas como el respeto entre las amistades y familiares, las relaciones de pareja duraderas y estables, el reconocimiento, el éxito y el liderazgo laboral y escolar.

Antepones múltiples condiciones que supones que debes cumplir a tus propios sueños, anhelos e ideales y en ello basas tus decisiones; pareciera que estás condicionado o a veces condenado a perder para ganar o bien cuando ganas pierdes algo; y ese es el drama de la vida un drama del que no te puedes escapar a menos que pierdas el miedo a ser tú mismo.

Podemos entrar en un tema filosófico sobre si la película de tu vida ya está escrita o la escribes al paso de tus decisiones; o bien si sólo hay que fluir o haya que planear cada paso; sin embargo siempre se trata de superar miedos y tú te encuentras detrás de ellos.

Si aceptas o rechazas algo que te hace o no te hace feliz; si dices que sí o te niegas depende de tus miedos y de las condiciones que te hayas puesto tú a tu felicidad y plenitud, aunque parezca que algo o alguien más te lo impide, siempre eres tú; y no es que no se pueda tener todo en la vida, sino que de por sí la vida se trata de liberarte de miedos y apegos, que son sólo condiciones que supones y crees que te darán felicidad y satisfacción; aunque sabemos que eso es muy relativo y depende del valor que tú le des.

El miedo suele desembocar en ira, tristeza, preocupación, culpa o resentimiento; así que cualquier reacción de este tipo que tengas ante algún suceso de la vida tan sólo evidencia un miedo; lo cual es afortunado porque evidenciarlo es el primer paso para deshacerte de él, ya que no puedes quitar algo que no ves. Y puede ser demostrar afecto o bien atreverte a no dar más sin esperar nada a cambio; poner un límite donde no lo habías puesto, decir lo que piensas, pedir lo que necesitas aunque parezcas egoísta o atrevida, hablar cuando te quedabas callada o callar cuando intervenías. El asunto es que cuando lo deshaces, no sólo te vuelves más fuerte y liviano, sino más autentico, porque es cuando te das cuenta de lo que eres capaz.

Así que se trata de liberarte del miedo a ser quien eres, a ser tú mismo y no me refiero a tu personalidad y sus recovecos que es tu máscara

, sino de algo más profundo, poderoso, sólido y hermoso que es lo que encontrarás detrás de tus miedos.

Conoce… Fenómenos en la era digital que pueden afectarte

Conoce... Fenómenos en la era digital que pueden afectarte Por: Alexandra Iza Pensamos que la tecnología nos acerca ya que, en teoría, estamos comunicados todo el tiempo. El celular se ha convertido en una extensión de nosotros: contamos con toda la información y...

Elige, escucha y sigue a tu voz interior

Elige, escucha y sigue a tu voz interior Por Caanly Hernández Galán Evaluar, calificar, etiquetar y clasificar son variantes del juicio, de hecho se requiere emitir un juicio para tales tareas. Es por ello que Dios no haría tal cosa contigo ni con nadie, para Él eres...

La cebolla: Sabor o Terror

La cebolla: Sabor o Terror Por: Carlos Esquivel Como sabemos a muchos perros y gatos les gusta el sabor de la cebolla, es por ello que se le utiliza habitualmente como un saborizante y promotor del consumo. Pueden consumir grandes cantidades si se les da la...

Educar a los niños de hoy

Educar a los niños de hoy Por: Alicia Rábago Educar nunca ha sido una tarea sencilla, se requiere de mucho compromiso, mucho esfuerzo, mucha constancia pero sobre todo de mucho amor y es verdad que cada vez se nos pone más complicado porque hoy los educadores...

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *