Leyendas urbanas de la CDMX en la década de los 80

Por: Juan R. Hernández

A principios y finales de la década de los 80, como buen adolescente aventurero, había un sinfín de leyendas urbanas que bien las podrías escuchar en la escuela, en los hospitales o simplemente para amenizar una fiesta.

En esos años no había gran tecnología, pero sí mucha imaginación para narrar los grandes misterios que rodeaban a los edificios y calles de la Ciudad de México.

A principios y finales de la década de los 80, como buen adolescente aventurero, había un sinfín de leyendas urbanas que bien las podrías escuchar en la escuela, en los hospitales o simplemente para amenizar una fiesta.

En esos años no había gran tecnología, pero sí mucha imaginación para narrar los grandes misterios que rodeaban a los edificios y calles de la Ciudad de México.

El callejón del aguacate.

En el corazón de Coyoacán, en el Barrio de Santa Catarina, se encuentra el famoso Callejón del aguacate. Una calle empedrada que no tiene más de cuatro metros de ancho. De entre todos los mitos que hay acerca de este misterioso callejón, el más sonado es el de un militar que asesinó a un niño que siempre le pedía que jugara con él.

Según los relatos, uno de los testigos del atroz crimen fue un monje que desde las ventanas de su claustro, vio la escena.

Tras el incidente, el atormentado hombre se arrepintió de haber cometido su horrible asesinato, y con el objetivo de sanar sus demonios internos, mandó poner en la esquina del callejón el altar de una virgen, para que cada persona que pasara por ahí expió sus pecados con un Padre Nuestro.

Desde esa época hasta ahora, hay quienes aseguran que cuando uno se acerca al antiquísimo árbol de aguacate, que todavía yace en el centro del callejón, se pueden escuchar los gemidos del niño. Incluso hay personas que afirman haber sentido la presencia del infante y hasta han visto su rostro incrustado en la corteza del árbol.

El fantasma del Sanborns de los azulejos

Si las paredes de la Casa de los Azulejos pudieran hablar, probablemente nos contarían durante semanas los sucesos y personalidades que han pasado ante ellas: la nobleza de la Nueva España, revolucionarios (desde el más humilde rebelde, hasta el más conocido general), pintores, escultores, poetas, escritores, actores, servidores públicos, políticos, etcétera.

Pero el personaje más visto es sin duda el Conde Del Valle de Orizaba, quien aún después de su asesinato en 1828, sigue asomándose por los balcones, subiendo y bajando las escaleras de cantera, dando vueltas en sus antiguas habitaciones y sentándose a lado de su fuente.

Si alguna vez usted ha visitado o tiene intención de acudir a la casa de los azulejos, es bueno saber parte de su historia y misterio, que mágicamente atraen a un sinfín de curiosos, quienes acuden con la esperanza de ver al menos la sombra del Conde.

Hoy en día, la casa de los azulejos (mejor conocida como «El Sanborns de los Azulejos»), está envuelta en un halo de misterio, debido a sucesos extraños que se han relacionado con su antiguo morador, Don Andrés Diego Suárez De Peredo. Clientes y empleados han sido testigos de la aparición del Conde, quien aún después de muerto, no cambia su carácter Donjuanesco.

Al parecer, uno de los sitios favoritos del Conde es el baño de mujeres, ya que, según la señora Lupe, es común que azote las puertas cuando están semivacios; “A una clienta frecuente le daba su «nalgadita» siempre que acudía al sanitario”.

Una anécdota del personal de limpieza fue que una empleada vio por debajo de la puerta de los sanitarios unas botas, impecables; pensó que un cliente, por equivocación, había entrado al baño de las mujeres. Pidió ayuda a seguridad.

Al llegar el encargado, ambos vieron las botas, pero decidieron esperar a que el intruso saliera; minutos después volvieron a asomarse y ya no había nadie. «A lo mejor se subió a la taza». Los empleados tocaron y no hubo respuesta, abrieron esa y todas las puertas de los sanitarios, pero estaban vacíos. Nadie había entrado ni salido…

Otro relato se refiere a unos clientes, a quienes les arrojaron unos cubiertos del techo mientras comían en uno de los gabinetes del restaurante; como era de esperarse, los comensales se molestaron, pero al percatarse de la antigüedad de los cubiertos y de la imposibilidad de que cayeran del techo, decidieron llevárselos de recuerdo.

Tiempo atrás, cuando ocurrió la explosión en la cocina, algunas personas que estuvieron presentes en el peritaje y reconstrucción, escucharon que alguien subía y bajaba las escaleras, con pasos presurosos y desesperados recorría la casa. Era el Conde, temeroso de perder su palacio.

El hombre rata de los Viveros.

Uno de los casos que fue explotado con gran éxito por el periódico Alarma fue la aparición en los desagües que ahí existen apareció una enorme rata de aspecto humanoide.

El suceso fue un gran escándalo en la sociedad mexicana, incluso se llegó a pensar de la existencia de otros seres en los túneles de la Ciudad de México.

El ser fue bautizado por la prensa amarillista como «El Hombre Rata», pero, con los estudios que hicieron los especialistas de la época, resultó ser un león que fue sacrificado por algún circo y su cuerpo fue lanzado al canal de desagüe y a las pocas semanas fue descubierto en ese grotesco estado de descomposición.

La Planchada.

Ya sea en el Centro Médico Siglo XXI o en el Hospital Juárez, ubicado en la esquina de Jesús María y Fray Servando, en el Centro Histórico, se aparece desde 1847 una enfermera conocida como ‘La Planchada’, por su ropa almidonada.

De acuerdo a la leyenda, El nombre de La Planchada era Eulalia, una joven zacatecana que ejercía la enfermería con pasión y, después de abandonar su estado natal, decidió viajar a la Ciudad de México a iniciar una nueva vida llena de sueños y aspiraciones, enamorándose perdidamente de un médico que sólo jugó con sus sentimientos y cuyo abandono la llevó al borde de la locura.

Eulalia cayó en depresión crónica y descuidó a los enfermos a su cargo hasta que muchos de ellos perdieron la vida a causa de su negligencia.

Desde entonces, se rumora que durante las noches de guardia, el alma de Eulalia ronda por los pasillos de los principales hospitales de un blanco impoluto, arrepentida por dejar morir a las personas que estuvieron a su cargo.

Túneles secretos del Metro

Otra de las grandes leyendas urbanas se origina en el Metro en la Ciudad de México. Sus cientos de estaciones han sido escenario de varias leyendas, una de las más famosas es la que habla de que en ciertas vías del tren hay túneles secretos.

Se asegura que sirven para trenes secretos del ejército, con los cuales los soldados llegan más rápido a sus destinos, o que incluso llegan hasta pirámides ocultas, estaciones privadas de políticos y presidentes o a un lago subterráneo donde se efectúan rituales.

 

La chica de la curva

Y finalmente, en la carretera rumbo a Cuernavaca, principalmente en las noches de luna llena cuando aún no había pueblos en sus alrededores, se contaba la leyenda de una chica y su terrorífica frase “cuidado con la curva”.

Dicen los pobladores que se trata de una joven que se escapó de su casa para irse de aventura, sin embargo, a la hora de pedir un aventón en la carretera, el “buen samaritano” intentó abusar de ella por lo que en un descuido la joven jaló el volante del auto, lo que originó que saliera del camino en una de las curvas y ambos murieran en el accidente.

Desde entonces, a cierta hora de la noche, automovilistas han contado que una joven les pide un aventón, se sube y a los minutos de iniciar la marcha, ésta desaparece en el acto,

 

ALF: El extraterrestre sabelo todo

ALF: El extraterrestre sabelo todo ALF es una de las series más exitosas de finales de los 80 y principios de los 90´s porque nos presentaba a un extraterrestre muy amigable. La serie se transmitió originalmente un 22 de septiembre de 1986 por NBC en Estados Unidos y...

Alvin y las Ardillas

Alvin y las Ardillas Alvin y Las Ardillas es una serie animada que se transmitió entre 1982 y 1989 en Estados Unidos; pero que nunca se imaginó el éxito que se tendría. Alvin y Las Ardillas es una serie animada que se transmitió entre 1982 y 1989 en...

De los Chinitos de la Suerte a los Chupones

De los Chinitos de la Suerte a los Chupones Por: Juan R. Hernández Como buen estudiante de secundaria y preparatoria, siempre estábamos atentos a las modas para estar en onda y en muchos de los casos, nos gastábamos parte de nuestro “domingo” para poder adquirir esos...

Top de los juegos de mesa de los años ochenta

Top de los juegos de mesa de los años ochenta Son muchos los juegos que de niños jugabamos, pero hoy te vamos a contar de 3 que según nuestra encuesta siguen vigente en los favoritos de los pequeños. Son muchos los juegos que de niños jugabamos, pero hoy...

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *