Las Madres Perfectas ¿Existen?

Por: Alicia Rábago

Si eres mamá y estás leyendo esto seguro la respuesta que te vino a la cabeza fue: “no, claro que no, nadie es perfecto”, pero te invito a que te acerques a tu pequeñito y le preguntes si ¿cambiaría de mamá? Quizá te conteste que cambiaría algunas cosas porque todos siempre solemos ver el negrito en el arroz, pero seguramente te dirá que eres la mejor mamá del mundo.

Si eres mamá y estás leyendo esto seguro la respuesta que te vino a la cabeza fue: “no, claro que no, nadie es perfecto”, pero te invito a que te acerques a tu pequeñito y le preguntes si ¿cambiaría de mamá? Quizá te conteste que cambiaría algunas cosas porque todos siempre solemos ver el negrito en el arroz, pero seguramente te dirá que eres la mejor mamá del mundo.

Eso de juzgarnos tan fuertemente lo hacemos nosotras y lo hacemos por el afán de cumplir con todo de manera perfecta, ser buenas cocinando y además cocinar lo más sano para que nuestros hijos estén bien alimentados, tener nuestra casa preciosa e impecable, que nuestros hijos salgan limpios y bien presentados, que cumplan con sus tareas a tiempo, tratamos de cumplir con todos nuestros compromisos con la escuela de los niños, con nuestra amigas, con el marido, intentamos estar en forma, buscamos aprender nuevas cosas, etc… y lo más importante queremos ser “La mamá perfecta” esa que parece que no se equivoca, que cumple con todo lo que sus hijos quieren, que no se enoja y puede resolver cualquier problema relacionado con la crianza estando segura de que no nos estamos equivocando.

Pues te tengo una noticia –Eso no le sucede a Nadie- y si alguien te dice lo contrario créeme: te esta mintiendo, así como tus hijos aprenden de ti, tú también aprendes “de y con ellos”, por supuesto que nos equivocamos y esto es bueno que los niños lo noten, que vean que no siempre sabemos todo, pero que siempre intentamos lo mejor, y que ese instinto tan recurrido de madre se ha ganado su fama por algo, así que no te preocupes no eres la única que te sientes culpable o la más gritona, o la que siente que no hace lo suficiente, o que está cansada, esto es algo que en algún momento como mamás hemos sentido todas.

Necesitamos entender que esta vida tiene etapas, por ejemplo, si tienes hijos pequeñitos que te consumen toda tu atención, reconócete que tú tiempo está bien invertido que aprovechas con ellos lo más que puedes, o si eres una madre que trabaja fuera y además en casa, apláudete tu manera de extender el día, y sacar energía de no se donde, reconocer nuestros esfuerzos y nuestros logros nos hacen sentir mejor, y lo más importante es que si tú estás bien, te sientes bien lo transmitirás y seguro tus hijos estarán bien!

Créeme tus hijos crecerán pronto y muchas cosas irán cambiando, lo que no debes olvidar es cuidar de ti, darte tus tiempos y disfrutar esto hace que priorices lo importante y dejes a un lado lo que consume tu energía y no te ayuda

Recuerda: Nadie puede dar lo que no tiene, y tus hijos y tu alrededor te necesitan bien y feliz NO perfecta!

La Madre perfecta existe para esos hijos que agradecen tu esfuerzo y trabajo diario, los que comprenden que eres de carne y hueso, que te enojas, te desesperas, te cansas y regañas, esa es la madre perfecta, la que todos los días se levanta queriendo serlo pero que no se le va la vida en pequeñeces si no que prefiere compartir con sus hijos un juego en lugar de ver el cuarto impecable a toda hora, es aquella que se cuida, se procura para poder sentirse bien y transmitirlo, hay un dicho muy común que dice “Si mamá está bien, todos estamos bien”, así que busca lo mejor pero no a costa de la relación con tus hijos, vive, disfruta y goza de ellos que crecen muy rápido y ni cuenta te darás.

¿Por qué no funciona lo que hago?

¿Por qué no funciona lo que hago? Por: Caanly Hernández Galán   ¿Has intentado aplicar alguna estrategia de límites en casa? ¿Has leído sobre cómo manejar los berrinches y por más que intentas acabas jalándote los pelos? ¿Has seguido alguna metodología para meditar y...

Día del niño… 30 de abril; en México

Día del niño... 30 de abril; en México Por: Monse de la Cuenca Un niño es un ser humano, que aun no llega a la adolescencia, es decir entonces es este ser pequeñito que aún tiene pocos años de vida. Desde que naces hasta que eres un adolescente, y quizá sin darnos...

El poder de las palabras en la educación

El poder de las palabras en la educación Por Caanly Hernández Galán Muchos padres creen que sus hijos “no entienden” o simplemente “son desobedientes”, a veces solemos tratar a los niños como tontos y no como niños y casi siempre lo que sucede es que no hemos sabido...

Dile la verdad

La música y la tecnología Por: Caanly Hernández Galán ¿Su papá y tú se van a divorciar? ¿Se murió su pececito? ¿Su abuelito está muy enfermo? ¿Hoy no te sientes bien? ¿Tienen problemas económicos? ¿Fue adoptado? Si te pregunta, dile la verdad; si su dinámica de vida...

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *