La vida detrás de la cinta magnética del casete

Por Kenia Ma. Morales Encinas

 

“A finales del siglo pasado recibimos la música en «tocadiscos» para así pasar al «casete» con su cinta magnética, sinónimo de una época y forma de vida para después guardar las memorias en la apresurada nube de internet»

“A finales del siglo pasado recibimos la música en «tocadiscos» para así pasar al «casete» con su cinta magnética, sinónimo de una época y forma de vida para después guardar las memorias en la apresurada nube de internet»

Como parte de la «Generación X» que somos los nacidos entre las décadas de 1960 a 1980 o más concretamente de la «Generación Xennial» término acuñado por la web Good, en un artículo del 2014 para referir a los nacidos entre 1977 y 1983, por ser una micro generación bisagra que combino la apatía de la «Generación X» y el optimismo de los «Millennials». Al final, somos generaciones de término de siglo, a lo qué te invito a que me acompañes a recordar o conocer como recibíamos y apreciábamos la música en los ayeres.

Así he de rebobinar al recuerdo con la herencia que nos dejaron los años cincuenta que recibía al sonido con las populares «Tocadiscos», esta caja tipo consola reproductora de música o también llamado entre los expertos como Plato o coloquialmente Tornamesa cuyas características eran: Reproducir los llamados discos de vinilo de forma eléctrica, bajo una gran calidad en el sonido y de tono -pitch en inglés- que con un potenciómetro (conocido como la aguja) deslizante ubicado en un brazo, permitía dar velocidad a la música; al pasar los años, estos aparatos fueron retomados por los D.J. (Disc Jockey) que al reproducir música a un volumen más agudo incrementan la velocidad y para un grave la disminuyen.

Toda vez que para el año de 1963 surge el «Casete o cassette» que en francés significa cajita que permite la grabación de un sonido a través de su cinta magnética recubierta por dióxido de cromo que proporcionaba una alta frecuencia entre la señal y ruido, dicha cinta tenía dos caras en las que se grababa el audio y se enrollaban en un carrete que al llegar a su tope hacía el movimiento en sentido contrario para así reproducir el otro lado de la cinta, el llamado lado “B”, los reproductores de casetes los encontrábamos mayormente en las grabadoras o en el walkman, que tal cual su función era de reproductores de audio los cuales alcanzaron su popularidad en las décadas de los 70’s y 80’s que a los años, fueron sustituidos por la digitalización del CD (Disco compacto), pero la cinta magnética de los casetes, más que un objeto formó parte de un estilo de vida de fin de centuria.

Recordemos así que en el grabar sonidos, programas de radio y más, guardábamos el registro sonoro de un momento, cuantos de esa época esperábamos pegados a las bocinas de la grabadora la entrevista de radio a cierto artista o grupo, o mejor que sonara la canción del momento, para ya con antelación haber introducido el casete y al momento de escucharla saltar sobre el aparato de sonido pulsando «REC Play» grabando así, para conservar hasta perdurar, lo que en un momento a nuestros oídos enamoró, ahora que lo pienso hacer esto era todo un ritual.

A esto viene a mi mente una escena de la afamada película «En el Nombre del Padre” (In the Name of the Father) en que él personaje representado por  el gran actor Daniel Day-Lewis, Gerard Conlon, tras erróneamente ser culpado y sentenciado por supuestamente haber realizado un ataque terrorista a un bar…pub en Londres, ejecutado por el Ejército Republicano Irlandés (IRA), al momento de ser reabierto su caso para un nuevo juicio, su abogada le pide grabar en casetes su narración de hechos, que un momento de desesperación en su celda, entre lo que decir y callar, enrolla su rostro con cinta magnética. Así la escena da testimonio que todo sonido se podía grabar en estas cintas, hasta las emociones.

Para la década de los ochenta recibimos la llamada «Videocasetera» que contenía una videocinta extraíble de cinta magnética para grabar audio y video, de forma tal que pasamos de conservar audios a guardar imágenes, así en todo evento familiar no faltaba el tío que, apegado a los últimos objetos de la tecnología, con su cámara de video grababa cuanto acontecimiento sucediera. Asimismo, la música que a nuestros oídos encantaba también lo hizo visualmente, ya que la cadena de videos estadounidense MTV, comenzó a realizar los legendarios «Unplugged o acústicos» de grupos musicales desplastificando así a la música, para destacar a los potenciales músicos en la escena del rock alternativo.

Con recuerdos visuales y sonoros recibimos al nuevo siglo, que recogió todos los rastros de cintas magnéticas para subirlas y hacerlas perdurar en la nube de internet, así al día de hoy, podemos estar en el transporte público en la CDMX y con la prontitud del móvil, dar seguimiento al momento de cuanto suceso ocurra en cualquier parte del mundo, teniendo así el acceso a todo tipo de información con un solo «Click«.

Entre el «Play» que dábamos a las grabadoras y el «Click» que damos al móvil la gran diferencia es la apreciación, actualmente oprimimos al móvil y se desborda apresuradamente la información hasta llevarnos a olvidar el gusto y placer de apreciar un sonido o una imagen, que el tiempo de espera en lo que se recorría la cinta magnética nos proporcionaba. Seguro alguien a tú alrededor, papá, hermanos o tú mismo conservan casetes, por lo que te invito a darles una escucha, apreciando la espera del ayer, disfrutarás la prontitud del ahora.

@KeniaMetztli

 

Anatomía de Grey se mantiene vigente a la actualidad

Anatomía de Grey se mantiene vigente a la actualidad Anatomía de Grey' es una tele serie que se estreno en 2005 en Estados Unidos. Y hasta el día de hoy se ha convertido en la serie de mayor número de episodios y que se mantiene vigente. En conclusión la serie tiene...

Sex and The City cumple 21 años

Sex and The City cumple 21 años Sex and de The City es una serie norteamericana basada en la historia del mismo nombre escrita por Candace Bushnell que se estrenó en el año 1998 por HBO y luego se transmitió por televisión abierta. Sex and de The City es...

Fallece Luke Perry a los 52 años

Fallece Luke Perry a los 52 años El actor estadounidense Luke Perry, conocido por la serie "Beverly Hills, 90210", murió este lunes tras haber sido hospitalizado por un derrame cerebral, informó el sitio TMZ. El actor estadounidense Luke Perry, conocido...

¡Fenomenoide!: Una serie fuera de realidad

¡Fenomenoide!: Una serie fuera de realidad ¡Fenomenoide! es una serie animada que se creo a mediados de los años noventa por Steven Spielberg y Warner Bros. La serie era muy futurista en aquella época. ¡Fenomenoide! es una serie animada que se creo a...

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *