La Propiedad Intelectual: ¿Existe?

Por: Nuria Becerril

Todos en algún momento de nuestras vidas hemos considerado el momento de tener nuestro propio negocio.  Armamos nuestra estrategia, calculamos el riesgo, el costo –  beneficio, buscamos detalladamente el local que será el punto de venta de nuestro producto o servicio, calculamos la inversión que haremos en su publicidad incluyendo, por supuesto, la inversión de publicidad en redes sociales, y finalmente, el retorno de nuestra inversión. Dejamos lo más importante al final: bautizar nuestro producto o nuestro servicio con un nombre muy especial, escogido cuidadosamente para que tenga el impacto que esperamos y se vuelva popular y atractivo en redes sociales ya que el mismo nombre y/o diseño cuenta nuestra historia.

Todos en algún momento de nuestras vidas hemos considerado el momento de tener nuestro propio negocio.  Armamos nuestra estrategia, calculamos el riesgo, el costo –  beneficio, buscamos detalladamente el local que será el punto de venta de nuestro producto o servicio, calculamos la inversión que haremos en su publicidad incluyendo, por supuesto, la inversión de publicidad en redes sociales, y finalmente, el retorno de nuestra inversión. Dejamos lo más importante al final: bautizar nuestro producto o nuestro servicio con un nombre muy especial, escogido cuidadosamente para que tenga el impacto que esperamos y se vuelva popular y atractivo en redes sociales ya que el mismo nombre y/o diseño cuenta nuestra historia.

Comenzamos a trabajar con mucho entusiasmo y todo va marchando según nuestros cálculos. Nuestro negocio sigue desarrollándose y comenzamos a pensar en cómo seguir creciéndolo y preservarlo a través del tiempo. Nuestro producto llega a muchas personas. Su demanda aumenta y así lo hacen también nuestros ingresos. Nos encontramos en esta transición de nuevo negocio a negocio en crecimiento, cuando un día recibimos una comunicación por parte de un abogado que dice, palabras más palabras menos, lo siguiente:

“Se le notifica que está usted infringiendo la marca de mi representado, por lo que se le solicita atentamente  suspenda su uso de inmediato. De lo contrario, y de conformidad con la Ley de la Propiedad Industrial, recibirá un citatorio para contestar la declaración de infracción administrativa en relación a la marca “Yyyy” ante el Instituto Mexicano de Propiedad Industrial.”

Es hasta ese momento en que nos percatamos que fuimos dejando en el tintero hacer los trámites de registro del nombre de nuestro producto o servicio en el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI), y en lo que nos dedicamos a establecer nuestro negocio, nunca le dedicamos tiempo a verificar que el nombre que elegimos para nuestra marca ya estaba registrado o era muy similar a otra u otras marcas ya registradas, o de plano, ni siquiera contemplamos esta posibilidad. Así, nos encontramos en la situación de empezar de cero sin la reputación ganada a través del tiempo; nos quedamos sólo con los clientes leales que saben que nuestro producto conserva su calidad y sólo cambia de nombre y además, si se nos hace la notificación formal de infracción de la marca, con la posibilidad de tener que pagar los daños y perjuicios que el IMPI considere por la infracción que cometimos al utilizar una marca registrada sin el permiso del dueño.

La discusión siempre es bueno para tu pareja

La discusión siempre es bueno para tu pareja De acuerdo a recientes estudios realizados por el Departamento de Familia y Ciencias Sociales de la Universidad de Minessota en EU que las parejas que discuten una vez a la semana tiene una relación más estable y permanecen...

¿Soy kinestésico?

¿Soy kinestésico? Por: Caanly Hernández Galán Desde hace mucho tiempo la música ha estado ligada a la tecnología, incluso antes de la electrónica y la electricidad, ya había dependido de la tecnología para su difusión, su creación, pero sobre todo para la creación de...

¡Nunca deben faltar unas pilas en tu casa!

¡Nunca deben faltar unas pilas en tu casa! Sin importar si son vacaciones o fines de semana lo que nunca debe faltar son unas pilas, pues ellas siempre nos van a sacar de cualquier apuro cuando nos quedamos sin luz. Sin importar si son vacaciones o fines...

¡¡Cómo darle fin a una relación tormentosa!!

¡¡Cómo darle fin a una relación tormentosa!! Por: Juan de Dios Mendy Todos hemos tenido en algún momento de nuestra vida alguna experiencia que podríamos llamar “RELACIONES TORMENTOSAS” y si aún no te toca el privilegio, esto te servirá para desarrollar un olfato y...

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *