Inteligencia de hombres disminuye ante mujeres bellas

Aunque suene gracioso y hasta trillado, es cierto que los hombres «pierden la cabeza» cuando se encuentran frente a una mujer atractiva.

Aunque suene gracioso y hasta trillado, es cierto que los hombres «pierden la cabeza» cuando se encuentran frente a una mujer atractiva.

Esto lo revela una investigación publicada en el Journal of Experimental and Social Psychology, la cual arrojó que el desempeño en pruebas mentales de aquellos hombres que pasan aunque sea unos minutos en la compañía de mujeres bellas es peor que la de los que hablaron con féminas a las que no encontraron atractivas.

Según refieren los especialistas, la razón de esto puede ser que los varones usan un gran porcentaje de las funciones cerebrales para impresionar a una mujer bella, de forma tal que les quedan muy pocas para realizar otras tareas.

Estos resultados pueden tener implicaciones directas en el desempeño de hombres que flirtean con mujeres en los centros de trabajo, e incluso en aquellos que están a punto de someterse a algún tipo de examen, señala la investigación.

Sin embargo, en el caso de las mujeres, ellas no ven disminuidas sus funciones cuando hablan con un hombre al que encuentran atractivo. Esto, explican los especialistas, se debe a que los varones están programados evolutivamente para pensar en mayor medida en las oportunidades para conseguir pareja.

Curiosamente, lo que llevó a la realización del estudio fue la experiencia de uno de los psicólogos de la Universidad de Radboud, en Holanda, quien cuando conversaba con una mujer sumamente bella ni siquiera pudo recordar la dirección de su hogar cuando ella se lo preguntó.

 

Las pruebas

Para comprobar si más hombres podían ser afectados de la misma forma se reclutaron a 40 estudiantes heterosexuales.

Cada uno de ellos realizó un examen de memoria en el que tenían que observar una línea de letras y decir, tan rápido como pudieran, si cada una era la misma que la anterior a la última que habían visto.

Después, los voluntarios pasaron siete minutos hablando con hombres o mujeres miembros del equipo de investigadores antes de repetir la misma prueba.

Los resultados revelaron que los jóvenes eran más lentos y menos exactos después de intentar impresionar a las mujeres. Entre más se esforzaron, peores fueron sus resultados.

El mismo test fue repetido con un grupo de mujeres voluntarias, sin embargo, no se obtuvieron los mismos resultados que con los varones. Sus resultados fueron los mismos en las pruebas sin importar si habían hablado con hombres o mujeres.

«Las funciones cognitivas de los hombres pueden disminuir temporalmente después de la interacción con una mujer atractiva», concluyeron los investigadores tras el análisis.

Finalmente, para el doctor George Fieldman, miembro de la Sociedad Británica de Psicología, los resultados del estudio reflejan que los hombres están programados para pensar en la transferencia de sus genes, es decir, se enfoca más en las oportunidades que se presentan para la reproducción.

FitbiBit: Un reloj que lo tiene todo

FitbiBit: Un reloj que lo tiene todo Por: Aurora Vargas Hoy en día llevar un estilo de vida saludable no es cuestión de moda sino de gozar de buena salud y bienestar que nos permita realizar nuestras actividades diarias con buena calidad de vida. Hoy en...

El propósito de las experiencias de contraste

El propósito de las experiencias de contraste Por: Caanly Hernández Galán   Las experiencias de contraste son aquellas experiencias dolorosas y difíciles que nos hacen desear vivir la situación contraria. Todos hemos pasado por ahí, pero no todos salen victoriosos de...

Aprender a pensar, lo que nadie nos enseña

Aprender a pensar, lo que nadie nos enseña Por: Caanly Hernández Galán   Hay muchas cosas que no nos enseñan parece como si tuviéramos que saber hacerlas nada más porque somos humanos, pero es precisamente por eso que no lo sabemos y aprender a pensar es una de las...

Qué es la homeopatía

Qué es la homeopatía Por: Por Psic. Luis Alfaro La homeopatía fue descubierta en 1810 por el médico aleman Hahnemann. Es una ciencia basada en una serie de leyes naturales para la curación, a través de medicamentos semejantes a aquellos que produjeron la enfermedad....

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *