Frente al espejo

Por Verónica Ortega

¿Quién diría que aquella chica insegura y llena de miedos se convertiría en una imagen de rigidez y autoritarismo? Seguramente un psicoanalista diría que es el resultado obvio de la exigencia de perfección y su propia conducta obsesiva.

¿Quién diría que aquella chica insegura y llena de miedos se convertiría en una imagen de rigidez y autoritarismo? Seguramente un psicoanalista diría que es el resultado obvio de la exigencia de perfección y su propia conducta obsesiva.

Han pasado 33 años desde que abrí los ojos por primera vez al mundo, una infinidad de cosas buenas y no tan buenas han pasado a través de esos ojos que suelen tener una mirada enojada, apática e indiferente. He llorado tantas veces que perdí la cuenta, pero creo que he gritado el triple de las veces que he derramado lágrimas.

¡Hoy cerca de mi cumpleaños 34 (uff qué difícil es hablar de mi edad, bueno, pero ese es tema para otro post) me desnude el alma, ouch! Duele de tan solo recordar la noche. La cena no tenía nada fuera de lo normal, era el lugar que desde los 26 años anhelaba, ser parte del grupo selecto de amigos de un profesor al que admiro desde el día en que lo conocí. En esa mesa se encontraban mi ex jefa, una mujer extraordinaria a la que debo mi lugar en los negocios; el presidente del laboratorio con el que llevo años trabajando; el ridículo al que apenas hace poco demostré que mi lugar en el círculo no se debía a una cara bonita; otros pocos personajes y por supuesto el homenajeado.

La cena transcurrió de forma normal, como cualquier otra, los martinis de diferentes sabores llegaban uno tras otro a la mesa. Medicina y medicina y más medicina, a veces creo que los médicos no tenemos otra cosa de que hablar que no sea medicina, es frustrante. Empezó el tema principal, la salida altruista de médicos, psicólogos y enfermeras hacía un poblado de esos que parece que hasta Dios ha olvidado. ¡Me invitaron a participar, wow! ¡Por dentro daba giros y saltos y gritos de Felicidad! Y zas, tenías que arruinarlo, empezaron los maravillosos comentarios de si la señorita fashion, ósea yo, podría soportar un viaje de esos. Y de nuevo la burra al trigo, empecé a enojarme como es costumbre y comencé una lista de logros maravillosos en comunidad, trabajo altruista, camping, buenooooo, me lucí como siempre. ¿Pero no cesaron los comentarios y por alguna extraña razón, tuve que levantarme de la mesa, estaba a punto de llorar, yo?, en público??? ¡Estaba perdiendo el control! Sentí terror.

Obviamente prendí un cigarro mientras intentaba calmarme, ¿qué pasa?  Tú no eres así, tú eres una mujer de temple, fuerte, dominante… ay aja, si eres más frágil que un mazapán, ¿por qué no aceptas que eres tan humana y tan imperfecta como el resto del mundo? ¿Por qué no admites que la vida tampoco te ha sido nada fácil? ¿Por qué insistes en hacer ver lo perfecta y fluida que es tu vida?, cuando en realidad cada poro de tu piel, tiene una historia que contar.

Ya en casa, me encontré a mí misma sumida en un llanto inconsolable, como una niña desprotegida. Me miré al espejo y por primera vez reconocí que soy vulnerable, que detrás de todo ese control y perfeccionismo, yace una mujer sensible y cariñosa, con miedo e inseguridades, pero también con cualidades, con determinación y fortaleza.

¿Cuántas veces no nos miramos frente al espejo?, ¿cuántas veces escondemos todo lo que somos y lo disfrazamos detrás de una máscara llamada personalidad? ¿Cuántas veces hemos querido pedir ayuda y acabamos diciendo, no pasa nada, yo lo arreglo? Y como llevo diciendo en mis últimos posts, no es que debamos ser honestos con los demás, debemos ser honestos con nosotros mismos. Si todo mundo cree que soy solo una niña mimada, fresa, a quien la vida le ha regalado todo, es porque yo me he encargado de que me vean así. Como alguien a quien todo se le da fácil y nada le cuesta trabajo… Noticias, cada logro, cada diploma, cada foco, tiene una historia y un camino recorrido.

Hoy en la consulta 3 pacientes psicólogos, y los 3 decidieron cambiar hoy de rol, decidieron que la que necesitaba la consulta era yo. Sus palabras, más menos, fueron: ¿Por qué tienes tanto miedo a ser vulnerable? ¿Por qué te muestras siempre tan perfecta y en control de todo?

Pues bien, esta soy yo en toda mi vulnerabilidad, sin nada que ocultar, sin secretos que me corroen el alma. ¡Ya dejamos claro que no soy Perfecta! (qué liberador, es decir), que me he equivocado y seguramente me volveré a equivocar (¡otro respiro!), que soy humana (puedo comprobarlo), que no puedo ni debo controlar nada (osea eso no es algo ni siquiera tangible) y que, pese a todo, hoy, soy una mujer (si MUJER, no una niña) feliz.

¿Y tú, estás listo para quitarte la máscara y mirarte frente al espejo?

 

 

César López «El Vampiro» estrena sencillo

César López "El Vampiro" estrena sencillo "Monoplasma" es el nuevo proyecto musical  de César "El Vampiro" López, uno de los guitarristas del rock en español más reconocido del mundo, ex miembro del grupo Maná. "Monoplasma" es el nuevo proyecto musical  de...

Los Cafres festejan 30 años de carrera artística en la CDMX

Los Cafres festejan 30 años de carrera artística en la CDMX Como parte de los festejos de su 30 aniversario, el grupo Los Cafres regresará a la Ciudad de México éste 11 y 12 de julio. para celebrar al lado de sus incondicionales fans 6 lustros de cantarle al amor....

Los Snorkels

Los Snorkels Los Snorks es una serie animada que se estreno en 1984 y es una adaptación de un cómic belga Nic Broca en la televisión estadounidense. Los Snorks es una serie animada que se estreno en 1984 y es una adaptación de un cómic belga Nic Broca en...

«De blanco, a nada» instalación viva a estrenarse en el Festival de Artes Escénicas de EDOMEX

"De blanco, a nada" instalación viva a estrenarse en el Festival de Artes Escénicas de EDOMEX Por: Vanessa Huizar Villanueva Pieza de Sofía Valto, ejecutada por la artista escénica Gabriela Rosero Esta pieza, bajo la dirección y coreografía de Sofía Valto, conjuga, de...

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *