Fibromialgia: Lo visible invisible

Por: Aurora Vargas

Por mucho tiempo la Fibromialgia ha sido considerada como un trastorno emocional  o que suele confundirse con alguna otro  tipo de enfermedad reumatológica, afectando a miles de personas que pueden tardan hasta 10 años en ser diagnosticados.

Por mucho tiempo la Fibromialgia ha sido considerada como un trastorno emocional  o que suele confundirse con alguna otro  tipo de enfermedad reumatológica, afectando a miles de personas que pueden tardan hasta 10 años en ser diagnosticados.
En entrevista, el doctor Juan Carlos Cajigas Melgoza, Reumatólogo e Internista del Instituto Nacional de Cardiología “Ignacio Chávez”, informó que de  acuerdo a estadísticas  de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en México existen más de 2 millones de mujeres  con Fibromialgia (FM), de las cuales un 90 por ciento se encuentran en edad reproductiva.
La Fibromialgia –explicó el doctor Cajigas Melgoza – es una enfermedad que se caracteriza por dolor crónico del musculo esquelético que se acompaña de fatiga, es decir, que el dolor se encuentra en músculos, ligamentos y tendones de quien lo padece.
Las personas con FM experimentan insomnio, dolor de cabeza, pérdida del apetito, cambios de humor, dificultad para realizar sus actividades diarias, fatiga crónica, rigidez en las extremidades, alteraciones en la visión, resequedad en labios, zumbidos en el oído, infecciones urinarias, ansiedad o depresión.
En su experiencia clínica, detalló el Reumatólogo que los enfermos con FM comúnmente se quejan de que tienen un dolor en el cuello y los hombros pero que este  luego pasa a la espalda u otra parte del musculo esquelético, pero que además empeora por las mañanas: lo cual hace que difícilmente puedan realizar sus tareas cotidianas.
Al ser una enfermedad poco conocida y de la cual no se ha habla mucho, se ha observado en ciertos casos que el  no dormir lo suficiente, tener alguna experiencia traumática o el estrés, son algunos los factores que desencadenan este padecimiento, explicó el especialista en Enfermedades Reumáticas del INCAR.
Asimismo, cabe señalar, que actualmente no existen pruebas de laboratorio para realizar el diagnóstico de este mal, pero apuntó el especialista que la mejor forma de diagnosticarla es descartar otras enfermedades como lupus, convulsiones o artritis, pero además recomendó hacer  una exploración física para detectar otros síntomas característicos especialmente en puntos hipersensibles o dolorosos  propios de la Fibromialgia -espalda baja, manos, rodillas, cuello, tórax y muslos -.
Para tratar esta enfermedad, comentó el  Cajigas Melgoza, se requiere una terapia multifuncional que incluya antidepresivos, analgésicos de última generación, ejercicios para mitigar el dolor, técnicas de relajación, terapias cognoscitivas y terapéuticas y una terapia en grupo que ayude a comprender este tipo de padecimientos, concluyó.

Oportunidades de la menopausia

Oportunidades de la menopausia Los bochornos o acaloramientos repentinos son uno de los primeros y más comunes síntomas de la premenopausia. Con el bochorno, la mujer experimenta una sensación repentina de calor intenso que sube por todo el cuerpo y que provoca que se...

Convulsiones por fiebre en los niños

Convulsiones por fiebre en los niños El 4% de los niños sanos pueden presentar ataques convulsivos ocasionados por fiebre, estos ataques se conocen también como crisis febriles. La temperatura promedio a la que pueden aparecer estas convulsiones es de 40.5°C. Cada...

La automedicación puede provocar Glaucoma

La automedicación puede provocar Glaucoma Por: Por Luisa Miranda ¿Sabías que aplicarte gotas para los ojos sin supervisión médica puede causarte un grave daño? Algunas gotas para los ojos contienen análogos de esteroides que sirven como desinflamatorios, como la...

Los nutracéuticos tienen capacidad preventiva y terapéutica

Los nutracéuticos tienen capacidad preventiva y terapéutica Por: Aurora Vargas Los nutracéuticos son productos de origen natural con propiedades biológicas activas, que generan beneficios para la salud y que tienen capacidad preventiva y/o terapéutica definida....

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *