Fantasmas, grito y cosas extrañan que pasan en el metro de la CDMX

El metro de la Ciudad de México fue inaugurado en 1969, poseedor de 195 estaciones, 12 líneas y 3 mil 213 vagones, el metro de la Ciudad de México alberga numerosos misterios.

El metro de la Ciudad de México fue inaugurado en 1969, poseedor de 195 estaciones, 12 líneas y 3 mil 213 vagones, el metro de la Ciudad de México alberga numerosos misterios.

La leyenda cuenta que en el subsuelo –a poca distancia de donde caminamos– habitan, según testigos capitalinos, seres extraños, fenómenos sobrenaturales y espíritus fantásticos.

Los conductores cuentan que cuando el vagón entra al túnel ven fantasmas, personas decapitadas, personas pidiendo ayuda o niños y que la orden es continuar el camino.

Una de las historias más sonadas es cuando una niña se encuentra en el momento de transbordar una estación y te pide ayuda para amarrar las agujetas.

A través del tiempo: Una serie que quedo en el olvido

A través del tiempo: Una serie que quedo en el olvido La serie se centraba en Dr. Sam Beckett, un científico que se pierde en el tiempo durante un experimento de viajes en el tiempo. Así, se apropiaba temporalmente de los cuerpos de diferentes personajes para...

Los juegos de los niños de la Generación X

Los juegos de los niños de la Generación X En años años ochenta y noventa los sábados y domingos los parques estaban llenos de niños y adultos. Se corría, saltaba y se estaba en familia todo el tiempo, lo que desafortunadamente lo niños de hoy y del mañana no lo...

El Overol Ochentero

El Overol Ochentero En los 80s la gente se ponía la ropa que más los hiciera sentir bien y cómodos; por tal motivo surgió una pieza de vestir que supliera esa necesidad de ser rápida de poner y que te cubriera el cuerpo entero, de ahí su nombre Overall. Eran cómodos y...

Topo Gigio, un pequeño ratoncito que amamos

Topo Gigio, un pequeño ratoncito que amamos Y ahora el besito de las buenas noches. A la camita...a la camita. Hasta mañana si dios quiere que descanses bien, pues llegó la hora de acostarse y soñar también porque mañana será otro día. Y hay que vivirlo con...

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *