Éxtasis sin final, orgasmos sin eyacular

Por: Juan de Dios Mendy

Para la mayoría de las personas, pensar en retener el orgasmo genital que nos conduce a una eyaculación corresponde a bloquear el placer, a controlar algo que resulta natural. Sin embargo, en la práctica y de la manera adecuada, tomando en cuenta algunas bases simples que pueden ser integradas de manera sencilla con algo de perseverancia y atención, podemos explorar otra manera de vivir nuestra sexualidad que puede conducirnos a experiencias infinitamente más placenteras y enriquecedoras que la clásica sexualidad en donde buscamos obsesivamente el orgasmo y la eyaculación como trofeo del placer y la unión.

Para la mayoría de las personas, pensar en retener el orgasmo genital que nos conduce a una eyaculación corresponde a bloquear el placer, a controlar algo que resulta natural. Sin embargo, en la práctica y de la manera adecuada, tomando en cuenta algunas bases simples que pueden ser integradas de manera sencilla con algo de perseverancia y atención, podemos explorar otra manera de vivir nuestra sexualidad que puede conducirnos a experiencias infinitamente más placenteras y enriquecedoras que la clásica sexualidad en donde buscamos obsesivamente el orgasmo y la eyaculación como trofeo del placer y la unión.

…Respira profundo, siente todo tu cuerpo, todas las sensaciones al mismo tiempo, no te agarres a ninguna en particular o mejor aún, siéntelas todas al mismo tiempo. Toca, acaricia, siente, respira, huele al otro(a), siente tu lado animal, tu lado sagrado y natural, conéctate con quien estás haciendo el amor, date cuenta que está vivo o viva igual que tú, sé consciente de que ese ser está abriéndote todo lo que es y lo está compartiendo contigo, sé consciente de que si dejas de pensar y solo sientes ya no hay dos, hay uno…

Cuando alcanzamos la unidad con el otro u otra se abre la puerta de infinitas posibilidades dentro de las cuales, eyacular es cortar un viaje que podría llevarnos a espacios desconocidos y placeres que se encuentran más allá de lo obvio y sentimientos que trascienden el querer poseer a alguien para sentirnos seguros y seguras y nos muestran un amor mucho más profundo e impersonal que nace del amor por nosotros mismos y el hecho de estar vivos o vivas y tal vez lo más importante en vez de arrojarnos al vacío que muchas veces genera la eyaculación, el otro camino nos llena de energía y vitalidad potenciando más aún el vínculo de amor y gratitud con el otro(a).

Explicar más en detalle el “cómo” daría más que para escribir un artículo, un libro, sin embargo, literatura existe y acá les dejare el link de un libro que puede ayudar en particular a los hombres, quienes estamos más propensos a diluir nuestra energía en nuestra eyaculación y otro link de unas entrevistas que hicieron a Emilio Fiel, un maestro español quien entre otras cosas practica y enseña La Sexualidad Sagrada.

http://www.convergenciadeluz.com.ar/ftp/El-Hombre-Multiorgasmico-Mantak-Chia.pdf

http://www.youtube.com/watch?v=say9UNkr3f0

http://www.youtube.com/watch?v=278keVdxbFs

Y solo para sembrarles la curiosidad, les comento que, en la experiencia, un orgasmo con eyaculación en relación a uno sin, es como comparar fumarse un cigarro, sin duda rico y placentero, a tomar Ayahuasca y vivir un viaje de conciencia y sensaciones que bien podrían cambiarte la vida, así es que al menos vale la pena investigar.

Ya en el siguiente artículo ahondaremos en las sutilezas que nos pueden permitir vivir nuestra sexualidad con mayor calidad e intensidad.

 

8 errores que las mujeres cometen con su pareja

8 errores que las mujeres cometen con su pareja La comunicación es básica en cualquier aspecto de la vida y con las personas, lo cual también incluye al sexo; pero muchas veces por el miedo y el tabú nos hace que no lleguemos al clímax por no saber lo que nuestra...

El arte de tomarte una foto sexy

El arte de tomarte una foto sexy Desde hace mucho tiempo la música ha estado ligada a la tecnología, incluso antes de la electrónica y la electricidad, ya había dependido de la tecnología para su difusión, su creación, pero sobre todo para la creación de los...

La mejor edad para disfrutar son los 40 años

La mejor edad para disfrutar son los 40 años Se dice que la mejor edad del hombre llega alrededor de los 40 años: puestos que los hombres son más atractivos, maduros y tienen  objetivos de vida bien planteados ; pero además tienen una vida en pareja con más...

Celos, batalla perdida o ganada… ¿Tú que prefieres?

Celos, batalla perdida o ganada… ¿Tú que prefieres? Por: Alejandra Chávez ¿Cuántas veces no has sentido ese cosquilleo cuando ves o imaginas a tu pareja con alguien más que no eres tú? Siendo ahí donde el subidón de emociones llega a invadirte sin permiso alguno y...

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *