¿En que momento nos dejamos de creer?

Por: Alicia Rábago

Hay una época o etapa en nuestra vida en que realmente creemos que somos lo más hermoso, los más listos, los más rápidos y aunque nos damos cuenta que hay otros niños que también hacen cosas increíbles eso no importa: nosotros somos lo máximo y nos miramos al espejo llenos de orgullo y fe en nosotros mismos

Hay una época o etapa en nuestra vida en que realmente creemos que somos lo más hermoso, los más listos, los más rápidos y aunque nos damos cuenta que hay otros niños que también hacen cosas increíbles eso no importa: nosotros somos lo máximo y nos miramos al espejo llenos de orgullo y fe en nosotros mismos.

En esa etapa subimos una resbaladilla y el mundo nos queda pequeño. Nos ponemos un disfraz, un vestido, vaya lo que sea y podemos vernos en el espejo y dar vueltas para que ese vestido se eleve o ese disfraz nos haga grandes.

El punto es que la confianza que tenemos en nosotros es inmensa, cantamos, bailamos, nos dejamos tomar fotos en la situación que toque sin pensar si quiera si nos hemos peinado, sin preocuparnos si salí bien o mal, porque creemos en nosotros y la pregunta aparece aquí es: ¿En qué momento nos dejamos de creer? ¿En qué momento dejamos de ser esas reinas de castillos, esos grandes héroes, esos que todo lo que hacen puede salir bien? ¿En qué momento empezamos a dudar de nosotros? ¿Cuándo aparecieron todas esas inseguridades que hacen que me cuide de cómo salgo en una foto o en un video? Esas que hacen que dude si lo que me puse me va bien, si ese que se mira al espejo puede conquistar al mundo… ¿Cuándo fue?

Y la mayoría de la gente responde: en la adolescencia.

No se si esa respuesta sea la correcta; lo que sí tengo claro es que la vida esta llena de prejuicios, paradigmas establecidos, de creencias aprendidas y no cuestionadas. Es necesario que a los niños de hoy, jóvenes en unos años, les enseñemos a creer en lo que son y en lo que pueden llegar a ser; que no se dejen ganar por todos esos prejuicios y estereotipos impuestos, que desafían a su mente y sean capaces de seguir confiando en sí mismos, de enseñarles que hay que trabajar en esas debilidades que todos tenemos pero que se deben de aprovechar las fortalezas, que aprendan a reconocer sus defectos pero que estén preparados para sobreponerse a fracasos y situaciones nuevas.

Hoy más que nunca es necesario que nos preparemos como padres para poder preparar a nuestros hijos a luchar por lo que piensan y creen. Alimentar esas ideas que tenemos de niños para seguir luchando por ellas cuando crecemos es hacerles seguir subiendo esa resbaladilla y disfrutar la lanzada de igual forma que cuando eran pequeños. Es hacerles saber que seguimos ahí pero solo acompañando el camino, que son fuertes y decididos, que no alimentamos falsas esperanzas.

Es hacerles ver el mundo real pero no dejar de luchar por los sueños, es forjarles una imagen de ellos mismos tan sólida que pueda moverse algunos pisos del edificio pero que la base sea sólida. Todas y cada una de las etapas de nuestra vida son importantes, la infancia, la adolescencia etc… pero lo más importante es estar ahí, no sucumbir, permanecer y acompañar, caer, levantar y seguir.

¡Hoy más que nunca hay que creer! Recuperar esa imagen que nos hacía pasar horas frente a un espejo y gustarnos lo que veíamos, hoy hay que recordar que nos hacía creer que éramos grandes y seguir creyendo.

5 puntos para reflexionar antes de regalar una mascota

5 puntos para reflexionar antes de regalar una mascota No es de extrañarse que algunas estén pensando en adquirir un perro o un gato, ya sea para tener un nuevo compañero de vida o, en la mayoría de los casos, porque los más pequeños del hogar desean con ilusión una...

5 tips para cuidar a tus perros en invierno

5 tips para cuidar a tus perros en invierno El invierno comenzará de manera formal el 21 de diciembre, pero se pronostica que desde antes la temperatura descenderá de manera importante. Así como los humanos nos preparamos para esta fecha sacando los abrigos guardados...

Intuición y emociones, la mezcla perfecta

Intuición y emociones, la mezcla perfecta Por: Caanly Hernández Galán   Muchas veces he visto la cara de asombro de las personas, sobre todo de aquellas dotadas de una peculiar sensibilidad, cuando les digo con total seguridad que las emociones son una excelente...

¿Qué hay detrás del alimento procesado?

¿Qué hay detrás del alimento procesado? Por: MVZ Dipl. Raúl Ocádiz Todavía hay mucha gente que piensa que los alimentos procesados para perros o gatos no son más que extras que hay que agregar a la actual alimentación. Pues no hay nada más erróneo. Tras la elaboración...

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *