El poder de las palabras en la educación

Por: Caanly Hernández Galán

Muchos padres creen que sus hijos “no entienden” o simplemente “son desobedientes”, a veces solemos tratar a los niños como tontos y no como niños y casi siempre lo que sucede es que no hemos sabido transmitir el mensaje que deseamos a nuestros niños. Puede ser que sí estén obedeciendo, cuando les decimos: “No vayas a pegar”, “No te vayas a subir a esa silla porque te vas a caer”, ¿A poco no hacen exactamente lo que les estamos diciendo que no hagan?

Muchos padres creen que sus hijos “no entienden” o simplemente “son desobedientes”, a veces solemos tratar a los niños como tontos y no como niños y casi siempre lo que sucede es que no hemos sabido transmitir el mensaje que deseamos a nuestros niños. Puede ser que sí estén obedeciendo, cuando les decimos: “No vayas a pegar”, “No te vayas a subir a esa silla porque te vas a caer”, ¿A poco no hacen exactamente lo que les estamos diciendo que no hagan?

Nosotros vivimos, hacemos y sentimos lo que mas tenemos grabado en nuestra mente: si todos los días le digo a mi hijo “no pegues”, “no estés de flojo”, no es que te lleve la contraria o sea un necio.  Tú mente no registra la palabra no, sólo lo que está después del no.

Por eso, asegúrate de elegir las palabras adecuadas que le indiquen lo que esperas de él, por ejemplo: «Camina con cuidado y despacio», «Ven, siéntate despacio y comamos juntos»,  también recuérdale lo mucho que lo amas y confías en que puede con todos los retos de su vida, dile cosas como: «Tú eres un campeón y puedes con todos los retos de la vida», «Estoy super orgullosa de ti», «Te amo tal y como eres».  Y recuerda siempre sonreírle y mirarlo a los ojos con todo el amor y la confianza que le tienes.

Practícalo con constancia, verás la diferencia incluso contigo misma, cuando hablamos de cosas positivas nos sentimos más entusiasmados y motivados, tu hijo al verte así se sentirá igual, lo cual propicia un ambiente armonioso y estable que lo ayudará a realizar los cambios necesarios si es el caso o bien lo ayudará a dar lo mejor de sí mismo cada día.

¿Cómo trazar metas? Hábitos, proyectos, planes

¿Cómo trazar metas? Hábitos, proyectos, planes Por: Jonathan Altamirano Cortés Al iniciar cada año es común descubrir que muchas personas se hacen propósitos nuevos, generalmente para mejorar el estilo de vida que tienen. A veces, la pregunta más frecuente en ese...

Podrías ser una mamá permisiva y aún no lo sabes…

Podrías ser una mamá permisiva y aún no lo sabes… Por: Edith Diez En nuestro país existe una gran variedad de clasificación de mamás, pero hoy platicaremos de las más prácticas y que seguro te podrás identificar, la permisiva, es una mamá que tiene un corazón de pollo...

El Té en China

El Té en China Por: Leonora Poe Definitivamente comer es un placer. Es un acto fisiológico vital para el ser humano y es algo que realizamos todos los seres de todas las culturas de manera cotidiana. Por esa naturaleza cotidiana, no nos sentamos a reflexionar un...

Cuidado con la “Enfermedad del Ocio” en ésta temporada vacacional

Cuidado con la “Enfermedad del Ocio” en ésta temporada vacacional Por: Juan R. Hernández Aunque la llamada “enfermedad del ocio” no es un diagnóstico aceptado por los especialistas de la salud, en la práctica clínica se ven personas que sufren angustia y algunas...

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *