El poder de las palabras en la educación

Por Caanly Hernández Galán

Muchos padres creen que sus hijos “no entienden” o simplemente “son desobedientes”, a veces solemos tratar a los niños como tontos y no como niños y casi siempre lo que sucede es que no hemos sabido transmitir el mensaje que deseamos a nuestros niños. Puede ser que sí estén obedeciendo, cuando les decimos: “No vayas a pegar”, “No te vayas a subir a esa silla porque te vas a caer”, ¿A poco no hacen exactamente lo que les estamos diciendo que no hagan?

Muchos padres creen que sus hijos “no entienden” o simplemente “son desobedientes”, a veces solemos tratar a los niños como tontos y no como niños y casi siempre lo que sucede es que no hemos sabido transmitir el mensaje que deseamos a nuestros niños. Puede ser que sí estén obedeciendo, cuando les decimos: “No vayas a pegar”, “No te vayas a subir a esa silla porque te vas a caer”, ¿A poco no hacen exactamente lo que les estamos diciendo que no hagan?

Nosotros vivimos, hacemos y sentimos lo que mas tenemos grabado en nuestra mente: si todos los días le digo a mi hijo “no pegues”, “no estés de flojo”, no es que te lleve la contraria o sea un necio.  Tú mente no registra la palabra no, sólo lo que está después del no.

Por eso, asegúrate de elegir las palabras adecuadas que le indiquen lo que esperas de él, por ejemplo: «Camina con cuidado y despacio», «Ven, siéntate despacio y comamos juntos»,  también recuérdale lo mucho que lo amas y confías en que puede con todos los retos de su vida, dile cosas como: «Tú eres un campeón y puedes con todos los retos de la vida», «Estoy super orgullosa de ti», «Te amo tal y como eres».  Y recuerda siempre sonreírle y mirarlo a los ojos con todo el amor y la confianza que le tienes.

Practícalo con constancia, verás la diferencia incluso contigo misma, cuando hablamos de cosas positivas nos sentimos más entusiasmados y motivados, tu hijo al verte así se sentirá igual, lo cual propicia un ambiente armonioso y estable que lo ayudará a realizar los cambios necesarios si es el caso o bien lo ayudará a dar lo mejor de sí mismo cada día.

La fiebre es señal de alarma

La fiebre es señal de alarma Por: Juan R. Hernández Contrario a lo que comúnmente pensamos, la fiebre no es una enfermedad, es una manifestación de nuestro organismo para alertarnos de que algo mal nos está pasando. Contrario a lo que comúnmente pensamos,...

Pérdida de la Autonomía en el Adulto Mayor

Pérdida de la Autonomía en el Adulto Mayor La autonomía, como ejercicio de la plena voluntad requiere la plenitud de sus facultades y no puede entenderse como un todo o nada. La autonomía, como ejercicio de la plena voluntad requiere la plenitud de...

Aceite de coco para el cabello

Aceite de coco para el cabello El aceite de coco es uno de los productos naturales que tiene muchos beneficios a la belleza, pues ha ganado un lugar preferencial en el uso de la cosmetología y la salud.; lo cual se debe a que tiene grasas buenas y antioxidantes....

Aumenta el número de casos de niños menores de 7 años con asma

Aumenta el número de casos de niños menores de 7 años con asma Por: Aurora Vargas De acuerdo a estadísticas de la Organización Mundial de la Salud (OMS)  existen más de 300 millones de personas con asma a nivel mundial y se prevé que para el 2025, se podrían...

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *