¿Cuáles son tus propósitos?

Por: Fanny Franco

Enero ha iniciado y en el avance seguramente, has olvidado algunos de los propósitos que con tanto empeño habías planeado o tal vez sigues pensando en ellos pero no sabes cómo o por dónde comenzar. ¿Te ha pasado que es muy común que muchos de ellos son los que tenías el año anterior?… ¿Por qué no comenzamos?

Enero ha iniciado y en el avance seguramente, has olvidado algunos de los propósitos que con tanto empeño habías planeado o tal vez sigues pensando en ellos pero no sabes cómo o por dónde comenzar. ¿Te ha pasado que es muy común que muchos de ellos son los que tenías el año anterior?… ¿Por qué no comenzamos?

Lo primero que debemos elegir es el papel que deseamos representar en nuestra vida de hoy en adelante. Podríamos ser protagonistas o espectadores. Si somos espectadores podríamos caer en la esperanza de perseguir nuestras metas u objetivos dejando caer la responsabilidad fuera de nosotros mismos. ¿Qué tanto te suenan las siguientes frases?

  • “No voy al gimnasio, porque no me da tiempo”
  • “Rompo la dieta, porque los demás siempre me invitan a lugares donde hay pasteles”, o
  • “Yo no puedo hacer dieta, eso no es para mí”.

En cambio, si somos protagonistas podemos darnos cuenta de que NOSOTRAS/OS somos las/os ÚNICAS/as responsables de querer y decidir dirigir nuestro propio rumbo a través de llevar a la acción nuestros deseos.

Para poder tomar este papel preguntémonos:

  • 1. ¿Hacia dónde quiero ir? Quiero bajar 20 kilos, correr un maratón, etc.
  • 2. ¿Por qué delego en otros?  Me hace sentir cómodo, así no me da miedo, etc.
  • 3. ¿Qué camino tomaré?  Buscar diferentes opciones, analizarlas y ver la mejor opción para que yo pueda alcanzar mi meta.

Al tener definidas nuestras metas, debemos reconocer las creencias menos positivas que tenemos acerca de nosotras/os mismas/os, pues eso es lo que pudiera estar interfiriendo con iniciar (soy malísima, yo no puedo, etc.) Te sugiero comenzar con dejar de repetirlas, intenta cambiarlas por su opuesto o ¿por qué no? con la frase ¡QUIERO!

Posteriormente te sugiero analizar lo siguiente: Si tienes 12 metas será menos fácil iniciar, por lo que podrías definir sólo algunas ¿qué te parecen 2 o 3 para comenzar?

Si te has propuesto una meta muy grande puedes dividirla en pequeñas metas (p.ej. si debo bajar 20 kilos, mi primera meta será bajar 3 kilos) pues si la meta es muy grande, no la vamos a alcanzar tan rápido como lo quisiéramos y así es más fácil que dejemos de perseguirla.

Comparte tus metas con personas cercanas a ti además, puedes colocar en lugares visibles algo que te las recuerde (refrigerador, computadora, closet, etc.) esto es muy importante porque como el aplauso y la porra, el acompañamiento de los demás es vital.

Tener una actitud activa ante la vida marcará la diferencia, invertirás esfuerzo que valdrá la pena para tu propio reconocimiento.

¿Y cuál es el problema?

¿Y cuál es el problema? Por: Caanly Hernández Galán   "Mi hijo no me hace caso", "Mi jefe es insoportable", "Mi pareja no me comprende", "Mi vida es muy aburrida" o "Mis padres me sobreprotegen", son algunos de los asuntos que nos hace batallar y a veces les dedicas...

5 consejos para irte de viaje

5 consejos para irte de viaje Ahorrar, aunque parezca difícil e imposible no es cierto, pero lo primero que se nos viene a la mente es que las deudas, los pagos y el día a día nos consumen nuestras quincenas; por lo cual vemos muy lejano la idea de poder ahorrar para...

Los hombres mayores se llevan tu juventud

Los hombres mayores se llevan tu juventud Según un estudio realizado en The American Psycological Association las mujeres que tienen relaciones con hombres mayores adoptan estilos y costumbres de las personas mayores. Según un estudio realizado en The...

La comunicación es algo familiar

La comunicación es algo familiar Por: Alicia Rábago Todos en alguno momento hemos hablado de lo que es la comunicación,  hemos mencionado la buena o mala comunicación e incluso hemos tenido discusiones y comentarios acerca de cómo propiciar  la comunicación, ¿Pero y...

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *