¿Cómo nos divertíamos en la década de los 80?

Por: Juan R. Hernández 

Hace unos días escuché a dos chicas que les comentaban a unos “chavo-rucos” (un hombre y una mujer cuyas edades oscilaban entre los 40 y 45 años) que no entendían como habían sobrevivido a “su generación” sin celular, computadoras y el internet.

Hace unos días escuché a dos chicas que les comentaban a unos “chavo-rucos” (un hombre y una mujer cuyas edades oscilaban entre los 40 y 45 años) que no entendían como habían sobrevivido a “su generación” sin celular, computadoras y el internet.

Ese comentario me llevó a reflexionar sobre aquellos años en donde los niños nos entreteníamos de forma sana, había disciplina, valores y sobretodo, las amistades realmente eran para toda la vida.

Los sábados y domingos los parques estaban llenos de niños y adultos. Se corría, saltaba y se estaba en familia todo el tiempo, lo que desafortunadamente lo niños de hoy y del mañana no lo disfrutarán, ya que la tecnología ha ocasionado que los parques y la convivencia familiar pasen al olvido.

Hablar de ésa época en donde “debimos de sufrir mucho” era jugar en los parques hasta altas horas de la noche sin el miedo a la delincuencia y un chiflido de la mamá o papá era la señal para irse a casa.

Los juegos no eran electrónicos, todo era ingenio, echar a volar la imaginación y ser hábil con el yoyo, las canicas, el trompo, el balero, la cometa, los patines, la patineta, la bicicleta o la “avalancha” (una tabla con 4 ruedas) al momento de dar las frenadas.

El sólo usar la imaginación garantizaba muchas horas de alegría, pues con solo amarrarnos una toalla a la espalda, ya era una capa de superhéroe o si les iba bien, una máscara de luchador y/o el antifaz del Llanero Solitario eran la llave para correr junto con la “palomilla” por todo el parque.

En esos años las niñas jugaban a ser las maestras, doctoras, mamás o eran quienes atendían a sus clientes en su tienda imaginaria de abarrotes. Y si a su juego se sumaban los niños, entonces “la casita” las hacía convertirse en la esposa que atendía el hijo o al esposo que llegaba de trabajar.

Hablar de un sufrimiento en aquella época, era ser escogido al último en los juegos de fútbol, béisbol, a los encantados, policías y ladrones, bote pateado, a las cebollitas, a pares y nones, a la víbora de la mar, las estatuas de San Miguel, saltar la cuerda, etc.

Sí, cómo se sufrió en aquella época en la que no había teléfonos celulares que nos distrajeran. En aquellos años en los que nuestros amigos los contábamos con los dedos de la mano.

Kitt: El auto con inteligencia artificial

Kitt: El auto con inteligencia artificial El auto increíble fue una serie nacida en  los años 1980 en Estados Unidos y llevada después a varios países, donde muy aceptada muy bien . El auto increíble fue una serie nacida en  los años 1980 en Estados Unidos...

En los ochenta tomar una foto era toda una aventura

En los ochenta tomar una foto era toda una aventura Una de las cosas que más recuerdo son las cámaras  Kodak, ¿Se te hacen algo familiar? Eran aquellas cámaras que todo el mundo tenía, en donde había rollos de 12 y 24 fotografías. Era toda una odisea. Una...

Siempre en Domingo

Siempre en Domingo Desde hace mucho tiempo la música ha estado ligada a la tecnología, incluso antes de la electrónica y la electricidad, ya había dependido de la tecnología para su difusión, su creación, pero sobre todo para la creación de los instrumentos....

Kommissar Rex

Kommissar Rex Kommissar Rex es una serie de televisión policíaca austriaca que comenzó en 1994 y fue cancelada en 2004, aunque siguió su transmisión en otros países y tuvo su fin en 2005. La serie se desarrollo entre Viena y Roma en un ambiente de acción. ...

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *