¿Adicto al celular?

Por: Alexandra Iza

En la actualidad no podemos concebir un día sin usar nuestro celular. Este objeto se ha convertido en una extensión de nosotros, ya que además de ser nuestro medio principal para comunicarnos, ya es también nuestra cámara fotográfica, guardamos nuestros recuerdos de viajes, fiestas, reuniones, nuestra música; es nuestro gps y hasta centro de diversión y aprendizaje con tan diversas aplicaciones que existen. Y en el lugar donde nos encontremos: elevadores, en la calle, en alguna reunión, en la comida, en el trabajo, antes de dormir, al despertar, en el cine, en algún concierto, en cualquier momento, estamos viendo la pantalla de nuestro celular.

En la actualidad no podemos concebir un día sin usar nuestro celular. Este objeto se ha convertido en una extensión de nosotros, ya que además de ser nuestro medio principal para comunicarnos, ya es también nuestra cámara fotográfica, guardamos nuestros recuerdos de viajes, fiestas, reuniones, nuestra música; es nuestro gps y hasta centro de diversión y aprendizaje con tan diversas aplicaciones que existen. Y en el lugar donde nos encontremos: elevadores, en la calle, en alguna reunión, en la comida, en el trabajo, antes de dormir, al despertar, en el cine, en algún concierto, en cualquier momento, estamos viendo la pantalla de nuestro celular.

La tecnología ha cambiado nuestros hábitos. Y la gran mayoría considera que su celular es indispensable al grado que, si se nos llega a olvidar en nuestra casa, regresaríamos por él.

El uso excesivo del celular nos puede traer consecuencias graves como, por ejemplo:

  • Dolor en el cuello y la espalda y malestar en las articulaciones.
  • Además de que revisar constantemente tu celular hace que te cueste más trabajo concentrarte, puede provocarte insomnio e volverte impaciente. Esa desesperación cuando tu celular se está quedando sin batería es un síntoma de ansiedad.
  • Desaprovechas tu tiempo. Ese tiempo que utilizas en revisar tu celular podrías ocuparlo en algo más productivo como: leer, convivir con las personas, adelantar tu trabajo, hacer ejercicio o hasta dormir más.
  • La radiación que emite la pantalla es muy dañina para la piel y tus ojos y, sobre todo, si revisas tu celular cuando todas las luces están apagadas.

Se escucha fácil, pero el despegarnos un día de nuestro celular nos traería muchísimos beneficios. Inténtalo. Al estar en una reunión con tu familia o amigos, trata de no revisar tu teléfono, al viajar trata de disfrutar y tomar las fotos que sólo sean necesarias. No revises tu celular a la hora de la comida, disfruta tus alimentos. Vive todos tus momentos al 100%, no a través de una pantalla de celular.

 

 

¿Tú hijo manda en casa?

¿Tú hijo manda en casa? Por: Alicia Rábago Están tremendos los chavitos… Si vieras que contestaciones me da… Se le ocurre cada cosa y solo tiene 4 años…. Si ahorita está así que me espera cuando adolescente, nada le llena…”   Están tremendos los chavitos…...

Lo premian por el mayor número de citas

Lo premian por el mayor número de citas Por: Luisa Miranda Todos alguna vez hemos tenido una cita, desde amorosa, amistosa, de trabajo, y hasta citas a ciegas, pero ¿Por alguna cita te han dado algún premio? Todos alguna vez hemos tenido una cita, desde...

Volver a confiar

Volver a confiar La confianza es un regalo que tú tienes y ofreces a la vida y a las personas que te rodean; no se puede tratar de algo condicionado porque dejaría de ser un regalo y le restaría valor. Su estabilidad y fortaleza dependen de ti no de lo que suceda...

Cuéntate la verdad

Cuéntate la verdad Por: Caanly Hernández Galán   Las historias tienen un enorme impacto en nuestras vidas, su influencia en nuestra mente es tan grande que pueden ser suficientes para tomar decisiones que habíamos dejado pasar, nos hacen cambiar de mentalidad al...

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *