Un día como hoy se editó el sencillo que no vio la luz en EE UU hasta 27 de abril de 1964. En poco tiempo se convirtió también en nº 1 de Billboard. Se había grabado en los estudios Abbey Road de Londres (Reino Unido) y la autoría de la canción correspondía a John Lennon y Paul McCartney.