En él se incluía un nutrido compendio de las fotos más eróticas de la cantante. La publicación coincidió con el lanzamiento, un día antes, del su nuevo disco, Erótica, el octavo de su carrera. Aunque el álbum no alcanzó el éxito de los anteriores, sí que tuvo un par de sencillos, Deeper and deeper y Rain, que lo salvaron del olvido.

Provocadora de voluntad, la publicación de Sex, fue sin duda, otra de sus estrategias para romper barreras y generar polémica. Dos años después en 1994, Madonna respondía a todos los que habían criticado y censurado el libro, en la canción Human nature, del álbum Bedtime stories (1994).