Su primer álbum con el grupo fue Mother’s milk (1989). El disco fue un éxito gracias, entre otras cosas, a canciones como Knock me down dedicada al desaparecido Slovak. Después llegó el CD Blood sugar sex magik (1991), el verdadero espaldarazo para esta formación, con temas como Give it away y Under the bridge. Luego vendrían más cambios en la banda como la entrada de Dave Navarro, y la consolidación definitiva del grupo como uno de los referentes del panorama musical actual.