El single se incluía en el álbum Guilty del que se vendieron más de 20 millones de copias en todo el mundo. Fue el disco de más éxito de la diva estadounidense y además le valió un Grammy. Barry Gibb, además de escribir y realizar coros, hizo dos duetos con Streisand en los temas “Guilty” y “What kind of fool”, que también estaban incluidos en el álbum.

Ganadora de dos Premios Oscar, uno como mejor actriz y otro como compositora, además de múltiples premios Emmy, Grammy, y Golden Globe, entre otros muchos reconocimientos. Precisamente, en la década de los 80, el crítico del New York Times, Stephen Holden, escribió que Streisand era “la cantante más influyente en la música americana desde Frank Sinatra.”

De hecho, la década anterior, Barbra Streisand se había convertido en la cantante femenina con más discos vendidos en los Estados Unidos. Solamente Elvis Presley y The Beatles están por encima de ella, los Rolling Stones son los cuartos. Este ranking continúa estando vigente en 2008.