La deuda pública es sostenible y recuperará su trayectoria descendente como porcentaje del PIB, lo que permitirá que el buen nombre y crédito de México sigan como hasta hoy, con alto prestigio, afirmó el secretario de Hacienda, José Antonio Meade Kuribreña.

Durante su comparecencia ante el pleno de la Cámara de Diputados con motivo de la glosa del Cuarto Informe de Gobierno y la propuesta de paquete económico 2017, dijo que el nivel de la deuda pública se está enfrentando con responsabilidad.

Por ello, el paquete económico para el año próximo plantea que las finanzas públicas, cuya salud ha mejorado, regresen a un superávit y una trayectoria de la deuda sostenible, agregó durante la ronda de preguntas y respuestas.

“La trayectoria de la deuda es sostenible, su nivel es consistente con una economía como la mexicana que aprovechó el espacio fiscal que tenía para mantener el estímulo”, afirmó el funcionario federal.

Estimó que de avanzar la propuesta de paquete económico para 2017, México regresará sólidamente a una trayectoria de superávits primarios y hacia adelante mejorarán las metas de los llamados Requerimientos Financieros del Sector Público (RFSP), que es la medida más amplia de la deuda pública.

Además, habrá de recuperar la trayectoria descendente de los RFSP como porcentaje del PIB que se había comprometido esta administración, añadió el nuevo titular de la Secretaría de Hacienda.

“Esto permitirá que el buen nombre y el buen crédito de México sigan como hasta hoy, con alto prestigio”, sostuvo.

Refirió que en el contexto de la crisis global más profunda y complicada desde 1929, como el resto del mundo, México hizo uso de los espacios fiscales que tenía disponibles para darle un estímulo a la economía y crecer.

Esto implica que México, como el resto del mundo, hoy tenga un endeudamiento como porcentaje del PIB mayor, el cual debe terminar este año cercano a 50.5 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB), “es un nivel de deuda ligeramente superior al que hubiéramos querido tener”.

No obstante, precisó, tiene una explicación que puede desglosarse, ya que del incremento de deuda 12 puntos porcentuales visto en los últimos años, menos de la mitad, es decir, 5.5 puntos porcentuales se explican por la trayectoria de déficit acordada en el Congreso de la Unión.

“Por una trayectoria de déficit que se dijo desde el principio habría de acompañar a las reformas para darle un estímulo; y desde el principio se dijo que esa trayectoria de déficit tendría que ir cayendo en el tiempo y que justamente este año tendríamos que regresar al superávit primario”, añadió.

Por ello, indicó Meade Kuribreña, no es sorpresa que la propuesta de paquete económico 2017 plantee un superávit primario de 0.4 por ciento del PIB, por primera vez desde 2008, ni la trayectoria de deuda que ha tenido el país, pues ésta acompañó a las reformas para dar un estímulo adicional de crecimiento.

Además, 4.0 puntos porcentuales del incremento de la deuda se explican por la evolución del tipo de cambio; 1.5 puntos por el apoyo que se dio a Pemex y CFE para hacer frente a sus requerimientos en materia de pensiones; y 1.7 puntos por un crecimiento menor a lo esperado porque todo el mundo ha tenido un crecimiento menor al esperado.

Con información de agencias.